domingo, 1 de agosto de 2010

1 de agosto... Paula Lambruschini y Margarita Obarrio de Vila, NO DESCANSAN EN PAZ


Hoy Paula tendría 47 años...
Los "jóvenes idealistas" de K. y su banda la asesinaron cuando tenía 15 años. Para el gobierno y la justicia kakista, el de Paula no fue un crimen; fue un acto de resistencia...(???). Ningún funcionario ni institución le rendirán homenaje. Como si nunca hubiera existido...
1978 – 1 de Agosto – 2010


VERDAD Y JUSTICIA

NO HAY MAYOR MENTIRA QUE LA MITAD DE LA VERDAD
NI MAYOR INJUSTICIA Q
UE LA MITAD DE LA JUSTICIA


Hace exactamente 32 años
Mire la foto, no es la Amia ni la Embajada de Israel, aunque las imágenes se le parezcan. Así quedó el edificio donde vivía la familia Lambruschini... y muchas familias más. A los "jóvenes idealistas" no les preocupaban las víctimas civiles; todo era por "la causa"...

Un cable de la agencia de noticias TELAM informaba:La banda de delincuentes subversivos Montoneros, en un comunicado que envió a la delegación local de una agencia internacional de noticias, se adjudicó el bárbaro atentado perpetrado el día 1 del actual contra el domicilio del vicealmirante Armando Lambruschini, Jefe del Estado Mayor de la Armada, que costó la vida a tres personas, entre ellas una hija del alto jefe militar, de tan solo 15 años de edad, ...Con el reconocimiento de la autoría de esta brutal acción, repudiada unánimemente por todo el país, se pone una vez más de manifiesto la catadura moral de estos elementos, cuyo único objetivo es el crimen indiscriminado.El diario brasileño o Estado de Sao Paulo señaló en esa oportunidad:La joven de 15 años destrozada en su dormitorio, ha sido también instrumento de lucha política para los terroristas. Para ellos, todo es instrumento de lucha política. Comenzando por las vidas inocentes segadas brutal y cobardemente.


El diario Clarín, en su edición del 2 de agosto de 1978, relató:Fueron inhumados ayer, en el cementerio de la Chacarita, los restos de Paula Lambruschini, la joven hija de sólo 15 años de edad, del jefe del Estado Mayor General de la Armada, vicealmirante Armando Lambruschini, muerta en el atentado cometido en la madrugada de la víspera contra su domicilio, con una bomba de extraordinario poder destructor.En el hecho, uno de los más grandes de ese tipo que se tenga memoria en el país, también resultaron muertas una anciana y otra persona no identificada todavía, mientras que sufrieron heridas de distinta consideración, diez de los ocupantes de los dos edificios que fueron los más afectados por el poderoso estallido.La violencia de la explosión causó daños de tal magnitud, que una de esas dos fincas, ambas son de varios pisos, deberá ser demolida. Pero otras construcciones situadas tanto a uno como a otro lado de la calle en que se levantan esos edificios, sufrieron igualmente los efectos directos del estallido, mientras que la onda expansiva provocó la rotura de vidrios en un amplio sector. Numerosos automotores estacionados en las cercanías resultaron también destruidos o seriamente dañados.La impresionante deflagración, escuchada en un amplio radio, se produjo a la 1.35 de ayer en la finca de nueve pisos de Pacheco de Melo 1937, situado en el Barrio Norte, que se levanta al lado de la que habita el vicealmirante Lambruschini con su familia.El poderoso artefacto, al parecer, fue colocado a la altura del techo de un departamento del segundo piso del primero de esos edificios, en el sector medianero, que colinda con la finca de Pacheco de Melo 1963, en cuyo tercer piso habita el alto jefe naval.El dormitorio de Paula Lambruschini, sorprendida cuando descansaba, se encuentra justamente en el sector medianero, por lo que sufrió los mayores efectos de la tremenda explosión.El departamento en que se había colocado la bomba es el señalado con la letra "A" del segundo piso de Pacheco de Melo 1957 y, según declaró su propietaria Alejandrina Passo de Gil, se encuentra desocupado desde fines de junio último, época en que lo abandonó su inquilino, quien trabaja en lugares de diversión nocturna.Desde esa fecha -afirmó la dueña del departamento- vinieron a verme, tres veces, jóvenes que presentaron credenciales de . supuestos integrantes de la División Toxicomanía de la Policía Federal, quienes dijeron que intentaban investigar la posible tenencia de drogas del último inquilino.Agregó que la última visita la ejecutaron anteayer, "dos jóvenes, de aproximadamente treinta años, muy bien vestidos, los que traían tres pequeños tubos, uno de color marrón, otro rojo y otro transparente, con los que dijeron efectuarían las investigaciones"Los dos supuestos agentes -prosiguió- trabajaron desde las 17 hasta las 21, solos en el departamento, ya que yo tuve que salir a hacer diligencias. Cuando regreso a las 21, aún no habían concluido con el trabajo, por lo que me solicitaron nuevamente autorización para continuar.Prosiguió diciendo la señora Passo de Gil que se volvió a ausentar del departamento hasta pasada la una de la madrugada de ayer. Cuando llegó se dirigió directamente al departamento "B" del primer piso de la misma finca, sin pasar por el 2° "A", es decir, el desocupado que aparentemente se investigaba.Alrededor de veinte minutos después de llegar -expresó- se sintió la terrible explosión. Parecía que el mundo se venía abajo. Creo que nos salvamos de milagro, finalizó.Además de la joven Paula Lambruschini, también murió la señora Marfot O'Barrio de Vila, de 82 años, esposa de un médico con quien, al parecer, ocupaba uno de los departamentos del primer piso de Pacheco de Melo 1957. Su cadáver recién fue rescatado anoche. Los diez heridos fueron atendidos en los hospitales Fernández, Rivadavia y San Martín, donde se informó que fueron retirados una vez que se les proporcionó las primeras curaciones.

En su edición del 2 de agosto, La Nación publica sobre el atentado varios artículos:
1- EL PAIS HERIDO
Es demasiado grande la congoja que enluta a familias e instituciones argentinas, por las consecuencias de uno de los atentados de ayer, como que las palabras pueden servir de consuelo cabal. El crimen fría, arteramente planificado, con el que se destruyó y bañó con sangre varios domicilios a la hora confiada al reposo, constituye, además, un hecho vandálico contra la nación misma. Así se lo debe considerar, porque es contra la nación resueltamente decidida a abatir hasta los últimos vestigios de la delincuencia subversiva que apuntaron las manos homicidas, sin hesitar que en la acción indiscriminada se troncharía la vida de una niña de quince años.Es muy alto el respeto que merecen quienes ayer sufrieron en carne propia la acción vesánica de los depredadores sociales de la subversión como para que su íntimo dolor acongojante pretenda ser compartido por todos nosotros. Peor, inevitablemente, se siente algo de esto, que incluso está por encima de la solidaridad ciudadana. Es que el país entero considérase víctima, por la magnitud de esa cruel felonía, que seguramente no registrarán como tal ni la frívola estupidez de algunos políticos profesionales del extranjero ni la irreflexiva conducta de organizaciones pacifistas que parecerían estar contratadas al servicio de la hermandad terrorista que asuela la tierra de no pocos Estados.De una vez por todas la Argentina debe tomar una actitud frontal ante los gobiernos que financian o apoyan por cualquier medio a las bandas de criminales supuestamente políticos. Debe ser una actitud equivalente a aquella con la cual se ha reducido considerablemente aquí el despiadado comportamiento de la subversión, que durante muy largo tiempo tuvo a maltraer a todo el país.La jornada de ayer suscitó la intensidad dramática que sólo periódicamente reaparece, como para darnos a entender que, si bien en tren claudicante, la subversión realizará hasta último momento, en la desesperación de su retirada, los actos de terrorismo individual que estén todavía a su alcance. No es aquí precisamente, sino en el exterior, donde esos verdaderos apátridas reciben el sustento político que obra como última garrafa de oxígeno en su accionar ya sin destino.El país, pues, está herido y tal testimonio es más elocuente que cualquier palabra. Es un estado de unión que da fuerzas e invita, por lo tanto, a reaccionar racionalmente frente a actos de por sí suscitadores de una muy fuerte carga emotiva.

2 - EN EL LUGAR EL HECHO
Desde poco después de registrarse la violentísima explosión, dotaciones de bomberos y de la División Guardia de Auxilio de la Dirección de Obras Municipales, trabajaron con intensidad en la remoción de los escombros y en busca de posibles víctimas.Con las primeras luces de la mañana se pudo advertir que el edificio -donde fue colocado el explosivo-, lindero con el que habita el vicealmirante Armando Lambruschini, había quedado derruido. Los pisos segundo, tercero y cuarto se habían derrumbado y caído sobre la planta baja, donde está instalado un negocio de zapatería. Las columnas retorcidas y virtualmente sin ninguna clase de paredes, reflejaban la potencia del explosivo, igual que las fincas aledañas y también las de la vereda opuesta, muchas de las cuales mostraban sus vidrios rotos, las puertas destrozadas y en algunos casos arrancadas y la mayoría de sus ventanas afectadas, bien por la fuerza del impacto o como consecuencia de los trozos de paredes que fueron desprendidos.Asimismo, el explosivo causó dos enormes boquetes en las medianeras de la finca de Pacheco de Melo 1963 y afectó fundamentalmente a los tres primeros pisos -en el tercero es donde se aloja el jefe de Estado Mayor de la Armada- y también hubo varios edificios vecinos afectados.

Comunicados varios (noten la hipocresía...):
Unión Cívica Radical
La mesa directiva de la UCR dio a conocer una declaración en la cual tras señalar que "no puede dejar pasar en silencio el bárbaro atentado contra el hogar del vicealmirante Armando Lambruschini", agrega que "el país no renunciará a la empresa que consagre a una convivencia civilizada que dé término a la irracional violencia ajena a sus sentimientos y que el radicalismo ha condenado y combatido desde su inicio, en sus diferentes expresiones" .Nuevamente -sigue- manos criminales ocultas en la penumbra cobarde del anonimato atacan no sólo al hombre, sino a su familia, cuya preservación como elementos substanciales de la Nación es fundamental.En el párrafo final manifiesta unir su protesta a la de todo el país, que desea ejercer una convivencia creadora, busca el cambio de la unión nacional y repudia este acto infame, contrario a sus tradiciones.

Repulsa sindical
La Comisión de Gestión y Trabajo, agrupamiento sindical que reúne a numerosas organizaciones obreras, en su mayoría intervenidas, emitió el siguiente comunicado:"Estamos en presencia de un hecho alarmante e inconcebible, justo en el momento que la ciudadanía se apresta a transitar por una nueva etapa de reconstrucción nacional. Asimismo, como trabajadores e integrantes de una corriente de mentalidad nacional y cristiana, conocemos a quienes desde el anonimato apátrida se cobraron la vida de una inocente víctima y pusieron en peligro a un importante grupo de personas que integran la comunidad".Cámara de ExportadoresEn un comunicado de prensa que firma su presidente, señor Heberto L.. Lanteri, la Cámara de Exportadores de la República Argentina expresa su dolor y su reprobación por el luctuoso episodio causado por terroristas y se refiere a la medida "en que son desconocidos y violados los derechos humanos de quienes desde el exterior, abogan por la protección y defensa de esos derechos y reciben la adhesión y solidaridad de instituciones parlamentarias, organismos públicos y también las entidades de confuso origen que pretenden arrogarse la representación y defensa de esos derechos, pero omitiendo mencionar países en los cuales la personalidad humana ha sido despojada de sus más elementales derechos".Tras recordar que en la Argentina están en vigencia y ampliamente respetadas las libertades públicas y los derechos inherentes a la persona, señala la trágica circunstancia que "sea tronchada una vida joven por la mano cobarde y artera del terrorismo".Agrega que la crítica internacional contra la Argentina tendrá ahora ocasión de manifestar su opinión respecto de este nuevo atentado contra la civilidad y el derecho de la gente y los defensores gubernativos, parlamentarios, oficiales y privados, distribuidos en el mundo podrán manifestar públicamente en quéforma justifican esta nueva e incalificable agresión a los principios de la decencia y la dignidad humanas, con su cubierta defensa a los terroristas.Finaliza la comunicación informando que la Cámara ha hecho llegar su adhesión al vicealmirante Lambruschini, "con la certidumbre de que todo el pueblo argentino, sin distinción de ideas ni matices, participa solidariamente en esta jornada dolorosa para la Nación".

Agrupación Argentina de la juventud
La secretaría de prensa y difusión de la entidad del epígrafe dio un comunicado en el que condena "el alevoso atentado, el cual causó varias víctimas y en el que perdió la vida la hija del vicealmirante Lambruschini de tan solo 15 años". Agrega que los jóvenes reprueban este infame episodio "perpetrado por traidores a la Nación, sin Dios y sin Patria, que pretenden atemorizarnos creando el caos y la confusión, en momentos que el país comienza una nueva etapa, buscando la verdad, la justicia y la paz".

Federación Socialista
La Federación Socialista Democrática de la Capital Federal dio una declaración en la que "condena enérgicamente el bárbaro atentado cometido en el domicilio del almirante Lambruschini que ha costado la vida inocente de su hija de 15 años y cantidad de heridos. La República a sido conmovida una vez más por el cobarde proceder de las fuerzas totalitarias, llámese comunismo o nazifacismo que cínicamente claman por los derechos humanos, seguidas a coro por los idiotas útiles que nunca faltan mientras no vacilan en tronchar vidas inocentes.Tras afirmar que "a los terroristas les duele la paz y la alegría que estábamos viviendo", agrega que "del dolor sacaremos los argentinos las fuerzas vitales para enfrentar con toda decisión la perversidad de la reacción totalitaria".

Movimiento de Integración y Desarrollo (MID)
El MID, en un comunicado, condena el salvaje atentado que cobró víctimas inocentes, entre ellas la hija del almirante Lambruschini y, a la vez, expresa su solidaridad con los deudos."Esta acción -dice- producida por la subversión en medios de los estertores de su derrota y su retirada prueba una vez más su índole antiargentina y antihumana y prueba que tanto pretende exhibir una vigencia que no tiene, ha traspasado todos los límites del crimen y la abyección. Con ello -agrega-, no conseguirán otra cosa que estrechar aún más las filas de la Nación en defensa de la paz y de sus derechos esenciales".


Partido Demócrata Progresista
La Junta Ejecutiva Nacional del Partido Demócrata Progresista declaró su "más enérgica condena" al hecho alevoso "que le costó la vida de seres inocentes y fue producto de la irracionalidad criminal", de quienes no parecen comprender la repulsa del pueblo argentino.Tras destacar que "grupos alienados" intentan impedir que se alcancen en el país niveles de convivencia pacífica, añade la declaración: "Pareciera que se quiere evitar que los argentinos avancemos hacia la consecución de una vida democrática y, mediante el crimen, alentar a los extremismos de cualquier signo que en definitiva coinciden con su concepción totalitaria". Hechos de esta naturaleza -añade- merecen una enérgica condena y la consiguiente sanción "que debe tener la serena firmeza propia de las sociedades civilizadas".

Partido Intransigente
Firmado por los doctores Oscar Alende y Fays Sago, el documento del Partido Intransigente repulsa "enérgicamente el aleve atentado cometido en el domicilio del vicealmirante Armando Lambruschini y expresamos -afirma- nuestra mayor solidaridad con el sufrimiento padecido por las víctimas, sus familiares y allegados" ."Doloridos por la irreparable pérdida de vidas inocentes y por los heridos -agrégase-, denunciamos que estos incalificables hechos tienen como objetivo impedir que la Nación Argentina encuentre el camino de paz, justicia, libertad y respeto por los derechos humanos que todo el pueblo anhela y merece.

9 comentarios:

mendozatransparente dijo...

Vaya nuestra humilde oraciòn a Paula Lambruschini y a todas las victimas por la subversiòn apatria que asolo la decada del 70.
www.mendozatransparente.com.ar

Anónimo dijo...

Palmeta..¿acaso vos no decías que era una guerra? ¿y no decías que los desaparecidos lo son en el marco de una guerra? ¿y no decías que en toda guerra hay "errores y excesos2?. Bueno, tomate lo de Paula Lambruschini como un hecho de guerra...¿no te parece?

¿o solo es un guerra cuando te conviene?

Horacio Ricardo Palma dijo...

Carta de lectores La Nación
Paula Lambruschini
Señor Director:
"Hace 31 años que vivíamos una de las noches más tristes, más dolorosas que recuerde. El arma mortal del enemigo de la Patria desgarró la vida de un padre, una madre, una hermana y de todos aquellos que de una manera u otra la rodeábamos.
"Aún puedo cerrar mis ojos y recordar el sórdido ruido... Aún puedo cerrar los ojos y recordar el edificio en ruinas... Aún puedo recordar el gesto de ese hombre que una hora después me dio un informe... Pero más recuerdo el corazón desgarrado de su madre, de su hermana, de su padre. Más recuerdo que supieron ponerse de pie, que supieron enfrentar la vida, que interpretaron su destino... Viviendo con la cruz que les dio vida.
"«Hay destinos que honran y cargos que deshonran.» Hoy, mis oraciones por ella, por toda su familia y por todos aquellos que profundamente la quieren, respetan y recuerdan."
Félix Martín Pintos

Anónimo dijo...

Nadie llora tanto como los terroristas vencidos, solo eran capaces de sabotear y asesinar por la espalda. Nunca de frente y cuando se los combatió con las mismas armas... huyeron como cobardes, dejando a la pendejada con una 'pastilla de cianuro'.

Claro que fue una guerra... y a las víctimas se las honra, pero no como se hace en esta Argentina llena de odio, resentimiento y venganza.

El homenaje a una víctima es un actor de amor y reconocimiento a su tragedia, no con plata como lo hacen en este país con los cobardes terroristas. Ninguno de ustedes le llega a la altura del talón a Paula Lambruschini.

Que vayan las madres, las abuelas, los hijos, la michetti y macri al Parque de la Memoria... o Desmemoria. Nosotros iremos en paz a rezar una oración por el eterno descanso de los héroes, mártires y víctimas sacrificados para que esta Nación viviera en paz.

Anónimo dijo...

¡ y que te siga sangrando la herida del orto, joder!

Anónimo dijo...

Se recuerda a una victima del "terrorismo", pero a cuantos inocentes habra matado el padre??
No fue secuestrada ni torturada, fue victima accidental de un atentado que no iba dirigido a ella, sino a su padre.

Pero como de costumbre, se distorsionan las cosas y se quiere vender algo que dista mucho de la realidad.

Recordemos cada dia del año a los 30000 desaparecidos.

Anónimo dijo...

Esos "crimenes" si los publicaba?? digo Clarin y La Nacion. Xq no recuerdo haber visto 30000 de estas notas, o con cada secuestro.
Como dice otro x ahi, es una guerra cuando les conviene? bueno, si para uds lo fue, esta es una baja no planeada, pero esas son las consecuencias de declararle la guerra al pueblo! A un pueblo que se defiende xq el Estado debe cuidarte y no asesinarte

Cacho dijo...

Creo que seria justo enjuiciar y meter presos (cadena perpetua) a los que cometieron brutal atentado. Digo, la justicia debe ser imparcial. Eso no pasa porque los "jueces" de hoy son "juez y parte", ya que formaron parte de montoneros, como gran parte de este gobierno. No se puede ejercer el poder de manera justa con tanto rencor

Anónimo dijo...

No soy Argentino,pero soy un ser humano,creo que ninguna de las dos partes tiene moral para defender sus actuaciones,ambos bandos cometieron atrocidades que merecen ser juzgadas y aplicarles la justicia universal sin embargo faltaria incluir dos actores de la epoca,actores incuestionables,responsables de esta barbarie, me refiero a los Republicanos de los gobiernos de U.S.A. y a los comunistas de Cuba.
Sin lugar a dudas la historia debe tener su balance y poner en el contexto real la verdad de las causas y sus verdaderos responsables.
Y po cierto decir que la muerte de Paula y otras personas no rean el objetivo es lo indignante que he escuchado o no sabian que estaria durmiendo en su cama.