martes, 31 de marzo de 2015

Falleció Ramón Campuzano, Soldado héroe del 5 de Octubre

Ramón Campuzano, héroe de Formosa


Ha muerto un Héroe... no está en el bronce, ni lo nombran las calles... los populistas de turno no lo han subido al escenario luminoso donde el Estado sube a los que adula por conveniencia. No está en libros de la Historia Oficial, ni han cerrado un salón público para velar sus restos inmortales. Ha muerto un Héroe y lo despiden con Honores sus compañeros, esos que lucharon con él en una calurosa tarde formoseña, contra un grupo terrorista que en nombre de una revolución ajena asesinaron cobardemente a sus compañeros mientras se bañaban. Y con honores lo despide su familia... y parte del pueblo que agradece y no olvida.
Ha muerto un héroe... en la pobreza profunda... en el olvido incomprensible. En el país triste donde Ramón Campuzano ha muerto, hoy gobiernan quienes aquella siestas formoseña vinieron de lejos con banderas extrañas y armas robadas, a intentar quitarle la vida.
Descanse en paz Soldado... con la paz del deber cumplido. Lo Montoneros quisieron matarlo, el Estado lo escondió en el olvido... pero acá estamos nosotros, para resucitar su Patriotismo con el recuerdo....

Horacio R. Palma
Escribidor Contumaz...



Palabras de Sandro Rojas Filártiga, director del documental: Los Valientes de Formosa
HASTA CUANDO???

Hasta cuando seremos pasivos espectadores de las injusticias que suceden a diario con Nuestros Héroes. Hoy murió, en la Provincia de Formosa, sumido en una pobreza extrema el Combatiente del 5 de Octubre Ramón Campuzano. 

Como hacer para que no sigan muriendo Héroes en el olvido?? Como hacer para que un país que se jacta de ser justo reconozca a los soldados que defendieron las instituciones democráticas?? Que camino seguiremos para que el elenco gobernante, plagado de odio y rencor incluya a estas personas cuando hablan de DDHH??
Es justo que Ramón haya muerto de esta forma?? Es justo que los que aquel 5 de octubre entraron al RIMte 29 asesinando a sangre fría a SOLDADOS ARGENTINOS hayan cobrado jugosas indemnizaciones “como premio a su servicio” y los que se jugaron la vida mueran pobres y olvidados??
Juro que no comprendo a los que aun defienden a este régimen con estadísticas y números vacíos y no siquiera les importa los “Ramon Campuzano”. Será que en un punto son cómplices y celebran los asesinatos de los años 70?? O sera que solo les importa su aparente bienestar??
Ramón Campuzano murió hoy en Formosa rodeado por sus compañeros, los HÉROES DEL 5 DE OCTUBRE...pero no me alcanza, se lo tendría que honrar como a un Héroe…Ah!!! Me olvidaba, para muchos los “héroes” son aquellos que atentaron contra la DEMOCRACIA…son los guerrilleros que empuñaban un arma y atentaron contra el Pueblo Argentino...son en definitiva los que "mandan"
RAMÓN CAMPUZANO VIVIRÁ PARA SIEMPRE EN EL CORAZÓN DE LOS ARGENTINOS BIEN NACIDOS.
VIVA LA PATRIA!!!

viernes, 27 de marzo de 2015

El escandaloso negocio de los derechos humanos en Argentina...

Los juicios por la "Verdad".. que son MENTIRA... así se mienten en los juicios de lesa humanidad... lo que ellos llaman "proceso de la construcción colectivo de la memoria".. es nada más y nada de menos que juntarse para armar un relato... ésto es lo que muchos periodistas llaman "impecables juicios"... pero en realidad, estas parodias de juicios son un cirko colectivo de vergonzante venganza contra todos aquellos que combatieron al terrorismo.
Los juicio por la "Verdad"... son una MENTIRA




 Hoy apareció el libro Mentirás Tus Muertos... un libro que compila prolijamente una lista inmensa de Muertos del terrorismo en Argentina que falsamente se han colocado en los archivos como víctimas del último gobierno militar. Algún día se descubrirá el millonario y asqueroso negocio que ex terroristas, gobierno Kirchnerista y muchas organizaciones de derechos humanos de Argentina... armaron a la sombra de falsedades... tanto en los juicio como en las indemnizaciones... un país que avergüenza... 

 Horacio R. Palma


miércoles, 25 de marzo de 2015

Conmovedora despedida a un Preso Político de Argentina

ADIOS DEFINITIVO AL Sr. CNIM (RE) ANTONIO ÁNGEL MOCELLINI
Estimados Amigos:

Como lo informáramos oportunamente, el domingo 22 de marzo de 2015 falleció en el Hospital Naval el señor Capitán de Navío de I.M. Antonio Ángel Mocellini, el martes 24 de marzo se realizó su sepelio en un cementerio privado del Gran Buenos Aires.



Un ataúd abrazado por la bandera de la Patria, con su gorra y espada sobre el mismo, contenía sus restos mortales. Ante la concurrida presencia de su familia, compañeros de promoción, camaradas, amigos y allegados se desarrolló una emocionada ceremonia religiosa. El sacerdote nos dejó un mensaje de profunda esperanza y resignación cristiana. Luego de rezar el Padre Nuestro nos encaminamos desde la capilla hacia su última morada.

Allí pronunciaron palabras de despedida el señor presidente de la comisión de la Promoción 86 y un compañero que fuera Jefe de Estado Mayor de la Armada, ambos coincidieron en los valores y virtudes del Capitán Mocellini y mencionaron que fue abandonado por las autoridades judiciales que justamente debían velar por su bienestar y salud. Los jueces Rozanski y Álvarez del TOF1 de La Plata le negaron la internación hospitalaria cuando más la necesitaba y de esa manera poder preservar su salud.




De este tema ya repetitivo en los detenidos por supuestos delitos de lesa humanidad, deberían tomar debida nota y cumplir con su responsabilidad las más altas autoridades del Poder Ejecutivo y del Poder Judicial. El fallecimiento del señor Capitán Mocellini no es un caso aislado… ya son 288 los fallecidos en prisión, la mayoría de ellos por no recibir la asistencia médica adecuada y a tiempo. Cuando los llevan a los hospitales es porque no quieren que mueran dentro de los penales, lo hace a último momento y cuando ya no les queda otra salida que la muerte. El estado o mejor dicho las autoridades competentes están cometiendo el delito de abandono de persona.



Sinceramente,

Pacificación Nacional Definitiva
Por una Nueva Década en Paz y para Siempre





Palabras de despedida del presidente de la comisión de la Promoción 86 de la Escuela Naval Militar

Nuevamente la ocasión del fallecimiento de un amigo nos congrega en este lugar para darle su última despedida. Hoy más difícil que nunca. Porque Antonio fue un admirable amigo de todos, pero principalmente porque su deceso ocurre en circunstancias por demás injustas que todos cuantos estamos aquí no podemos menos que deplorar con profundo dolor.

Cuando debió de gozar con felicidad de la paz del retiro, debió afrontar la ignominia de verse privado de su libertad y de los derechos más elementales, independientemente de que estos estuvieran consagrados por la Constitución y leyes vigentes. Denunciado a la justicia por haber cumplido fielmente su deber de hombre de armas al servicio de la Patria. Execrado por haber empuñado las armas en cumplimiento de mandatos legítimos, para combatir la delincuencia terrorista que asolaba al país tratando de imponer ideologías destinadas a anular libertades y derechos inalienables firmemente enraizados en nuestra nacionalidad.

Encarcelado en condiciones que resultan aún impensables para delincuentes comunes, cercenados los derechos que todo mundo civilizado reconoce como indispensable para personas de su edad. Porque se le llegó a negar la asistencia médica, conformando una situación que más se parece a una dolorosa venganza, que lamentablemente cobró sus frutos, que a la simple privación de la libertad.


Nuestro espíritu no puede menos que verse desgarrado por el dolor de ver cómo le pagó el país a quién, con total desprendimiento y valentía, puso en grave riesgo su vida combatiendo en defensa de los valores trascendentales que los fundadores de la Patria consagraron como de importancia vital para la mera existencia de la Argentina. No fue por ideologías extrañas ni por eslóganes políticos. No fue tampoco al amparo de banderías sectoriales o corporativas. Fue para que no se corroyeran los fundamentos de nuestra nacionalidad, y al mismísimo amparo de los colores de nuestra enseña patria.

Con profunda vergüenza tengo que presenciar como un Oficial Superior de la Armada arriba a su último destino sin que le sean rendidos los honores militares a los que se hizo acreedor por su impecable y aleccionador desempeño a lo largo de casi 40 años de servicios. Su descenso a la tierra no será acompañado por el toque de Silencio. No habrá Guardia Militar que dé cuenta que perteneció a la Armada Argentina. Solo tu espada Antonio. Nosotros, que te conocimos muy bien, damos fe que la llevaste con honor. Eso será suficiente. Por el momento.

Quiero dirigirme ahora, para terminar, a Liz, a Valeria y a Rodolfo. Hoy queda un vacío en el seno de vuestra familia. Vacío que yo quisiera llenar con palabras, pero sé que eso es imposible. Me queda entonces dejarles un recuerdo que pasado el tiempo acerque un poco de calor a vuestros corazones. Es por eso que quiero transmitirles especialmente esto que es el testimonio de lo que siente la Promoción 86 de la Escuela Naval, para que a partir de hoy y pasado el tiempo sea portador de esa calidez que ahora parece definitivamente ausente pero que, no lo duden, volverá y estará presente cada vez que recuerden a un esposo y a un padre como lo fue Antonio.

Saludo con profundo respeto a un marino que se va.

Señor Capitán Mocellini, querido amigo descansa en paz.

Capitán de Navío de I.M. Don Antonio Ángel Mocellini.

¡¡¡PRESENTE!!!

José Luis Tejo
Contraalmirante (RE) VGM





Adiós a un Amigo y Soldado de la Patria

No es fácil despedir al Capitán de Navío de I.M. Antonio Ángel Mocellini. No es un señor o un amigo más.

Como señor fue un ejemplo de dignidad, mostrando como actúa un Capitán de Navío de I.M. ante la adversidad, ante la más ruin de las bajezas, perseguido por haber combatido por la Patria cuando esta se lo requirió.

Como amigo diré simplemente que pese a nuestras distintas orientaciones, compartimos durante largos años no solo la vida en la Escuela Naval Militar, sino que lo hicimos con la familiaridad y la proximidad que nos dio el hecho que él para la Armada era el 714 y yo el 715.

Soldado íntegro, en el campo militar supo desempeñarse en todos los desafíos que le presento la milicia, quiero resumir tu vida castrense resaltando tres hechos: tu acción como Segundo Comandante del Batallón 3 de I.M. en la guerra antisubversiva, cuando en combate abierto, lo hizo con las armas en la mano en las posiciones de más riesgo para proteger a sus subordinados, acción por la cual en una parodia de justicia ha sido perseguido juntamente con otros camaradas; como Comandante del Batallón 4 de I.M. en Tierra del Fuego, durante el despliegue al sur de 1978 y finalmente en la Guerra de Malvinas cuando recibió el desafío de montar y coordinar la operación encubierta que nuestro país decidió ejecutar contra la flota británica en Gibraltar. Por ello mi admiración.

Su preparación intelectual y su integridad quisieron que su colaboración fuera requerida luego de retirado en distintos ámbitos, como profesor y como hombre de dirección.

Pero las circunstancias políticas de nuestro país lo convirtieron a él en un ejemplo real de la persecución que se ensañó contra los militares, en forma tal que se le niega el debido proceso, mostrando que para ellos no hay justicia: hay venganza y ensañamiento, ejecutada en este caso por los jueces Carlos Rosanski y César Álvarez del Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata, quienes le negaron la debida internación hospitalaria en el momento necesario.

Antonio Ángel Mocellini, como argentino, como marino, como almirante, como compañero y como amigo, te agradezco por lo que hiciste por nuestro país y todos nosotros.

Querida Liz, queremos que vos y tu familia, aún en el dolor, sepan que Antonio fue un grande y que mientras existan hombres como él, en nuestro país podemos tener esperanzas de recuperación.

Enrique E. Molina Pico
Almirante (RE) VGM


miércoles, 18 de marzo de 2015

Etchecolatz arrepentido de haber combatido al terrorismo




"Horacio, me parece que te has vuelto más fundamentalista con éste tema" me dijo hace unos días alguien que quiero mucho, cuando en una charla yo hablaba de Nuestros Presos Políticos. Recuerdo que le dije que después de haber visto morir cientos de ancianos enfermos abandonados en una celda sin que ninguno de los tres Poderes del Estado ni gran parte de la sociedad se preocuparan por dicha aberración...lo normal era volverse fundamentalista.


Ayer visité Presos Político de Argentina, fui al Penal Federal de Ezeiza y dentro de él, a un lugar que llaman pomposamente Hospital, pero que ni siquiera tiene médico de guardia. El Comisario Patti sin poder subir a su silla de ruedas pues nadie había ido a sacarlo de la cama, Miguel Etchecolatz, que padece cáncer de próstata... con más de ochenta años, caminando con una sonda arrastrando por el piso su bolsa de pis... un señor amable sale de su habitación a saludar a las visitas, entre tres compañeros de cautiverio lo ayudaron a subir a su silla de ruedas... tiene amputada ambas piernas, Musa Assar con su largos ochenta, camina como puede de un lado al otro del pasillo hablando solo...un señor canoso pasa caminando con su bastón hacia el teléfono público que anda cada tanto...me cuentan que el Padre Christian Von Wernich está internado en un sanatorio de Capital, esperado que le quiten un tumor de su pierna, después de esperar meses el permiso para su atención médica.. y la lista e vejaciones sigue... me despido de todos, el Comisario Etchecolatz me llama a un lado, me cuenta sus penas y sus miedos... y me dice: "Sabés algo Horacito, me arrepiento de haber combatido al terrorismo, en los 70 tendría que haberme quedado tras un escritorio y dejado que los terroristas tomaran el poder... la sociedad argentina, esa que ayer nos pedía por favor y que hoy nos da la espalda, se merecía eso... "

Yo bajaba por el ascensor del penal... repitiendo las palabras de Miguel... y saben qué... creo que tiene razón. 
Abrazo para todos, rezos para los que sufren las vejaciones de un cautiverio vergonzoso, y un gran miércoles para ustedes...

Horacio R. Palma 
Escribidor contumaz

viernes, 6 de marzo de 2015

Derechos humanos en el gobierno Kirchnerista, aprietes y amenazas a familiares de militares



Provocación, intimidación, aprietes... Fernanda tiene a su papá detenido, perseguido por la mal llamada política de derechos humanos con la que el régimen Kirchnerista persigue a quienes en los años 70 combatieron al terrorismo en Argentina.


Hace unos meses, Fernanda fue noticia por una carta que envió a un diario de su provincia, donde denunciaba cómo se le violan sistemáticamente los derechos y se les niega la justicia su padre.
Tras la publicación de la carta de lectores, Fernanda recibió un anónimo... le llegó en un sobre que alguien deslizó bajo la puerta de su casa. Una carta de tono amenazante, firmada por un "supuesto vecino" que decía conocer todos los movimientos de ella y su familia.


Ahora, en una correspondencia enviada por su padre desde el penal en que está injustamente detenido, Fernanda recibió con sorpresa, que el sobre traía sellos postales que, con un rostros de un militar cabeza abajo, el régimen Kirchnerista imprimió como conmemoración de derechos humanos, utilizando una vulgar y violenta imagen que discrimina a todos aquellos que visten uniforme de Fuerzas Armadas o de Seguridad.
Desde hace años, familiares y amigos de los presos políticos de Argentina, vienen denunciando las constantes violaciones de derechos humanos, y de los más básicos vestigios de humanidad del régimen kircherista dentro de lo Penales Federales, donde miles de ancianos padecen vejámenes y son abandonados a una muerte segura.
Y desde hace un tiempo, cada vez con mayor asiduidad, los amigos y familiares de los presos políticos en Argentina reciben provocaciones, aprietes y amenazas veladas para que cierren la boca.

Horacio R. Palma
Escribidor contumaz...


miércoles, 4 de marzo de 2015

La política de derechos humanos en épocas del Kirchnerismo


Sus huesos van… sus penas vienen.
Así todo el día, mil veces por el mismo triste pasillo.
Sus huesos pasaron los ochenta, sus penas los diez años. Pero en el agujero donde lo han encerrado… eso ahora importa poco.
Omar grita sin cansarse de gritar…está encerrado entre cuatro paredes hace más de diez años. Sus carceleros le acercan la comida, pero don Aguilera dice no con la cabeza, y con la voz explica que  no comerá hoy aquí, que luego comerá en su casa, que repartan la comida entre los que no podrán ir a comer a su casa. No sabe que su casa ya no está… tampoco sabe que sus huesos ni sus penas cruzarán ya las rejas río arriba.
Don Aguilera grita sin cansarse de gritar, sus compañeros de encierro no pueden dormir… Aguilera grita y otro viejo encarcelado junto a él, cansado, le tira con el bastón. Aguilera grita y no para de gritar, y entre grito y grito dice que está esperando a su esposa, que ella vendrá hoy en auto, cargará sus cosas, le dará un beso y lo llevará de vuelta a casa a comer.
No recuerda Aguilera nada de aquél fatídico día del padre… ni recuerda el vuelco de su esposa después de aquella última tarde en que se abrazaron, se despidieron con un beso y un hasta siempre viejo, al cruzar las rejas. El auto desandando la ruta desde el Penal hacia las penas, el auto que no responde camino a casa, y el vuelco, y el hasta siempre convertido en hasta nunca… don Aguilera no sabe, por eso espera a su esposa muerta para que lo pase a buscar y lo lleve de vuelta a su casa.
Don Aguilera y su mente aturdida esperan la muerte en un Penal de La Pampa.
Grita y no para de gritar… sus carceleros se han acostumbrado a la injusticia de tener encerrado a un anciano demente, sus jueces se han acostumbrado a violar los derechos humanos en aras de una venganza… y nosotros, nos hemos acostumbrado a no poner el grito en el cielo… sino hasta cuando ya es demasiado tarde.

 ####################################

Omar Aguilera tiene 82 años y es Policía, pero no lo recuerda
Está preso hace 11 años en un penal de La Pampa por haber combatido al terrorismo en los años 70
Lo condenaron a 20 años de prisión pero no lo sabe
Su esposa falleció, volcó con el auto al volver de una visita al penal el día del padre…

Así viola el Kirchnerismo los derechos humano en Argentina


domingo, 1 de marzo de 2015

Marzo, con M de nostalgia...



Hay noches cerradas y oscuras, en que el corazón parece arrugarse y el alma, y el alma… llorar dolores de silencios.
Así y todo, no hay angustia más profunda ni pena más viva que no cure un abrazo.
¿Cómo me imagino la tristeza?... la imagino como una persona sin alguien que la abrace, sin alguien a quién abrazar… se sabe que existe un lugar lejano del mundo, donde todos tienen su abrazo cada día de la vida.

No es un abrazo común, es un abrazo sincero, de esos que dicen acá estoy y que todo estará bien que es como decir: Te Quiero… se sabe que en ese lugar del mundo nadie muere de tristeza, ni siquiera en una noche de marzo, porque siempre hay un abrazo que lo salva.

Horacio R.  Palma
 Escribidor contumaz...