jueves, 16 de abril de 2015

El Kirchnerismo y su plan sistemático de exterminio...




Morir de llorar…morir de gritar

Hace tiempo que no me siento tan triste frente a una hoja en blanco, con la cierta convicción de que si no me limito, la llenaré de dolores gritados en carne viva.
Es curioso, pues esta semana me tocó vivir una situación tan definitiva como contundente. Un hombre de carácter implacable me citó a su casa para hablar sobre trabajo. Toqué timbre y subí. La esposa me hizo sentar en el cómodo sillón del living, señal de que la mano venía cambiada, nunca en éstos años me habían invitado a sentarme en el sillón del living. Unos minutos más tarde, entró apenas un espectro de aquél hombre de carácter pétreo con el que lidié tantos años. Más tarde, su esposa me contó entre llantos la enfermedad de su esposo. El hasta hace una semana hombre fuerte, hoy apenas tenía ojos para el miedo y la resignación… esos mazazos de realidad que acomodan para siempre lo importante por sobre lo urgente. Lo definitivo que creíamos tan lejano, por sobre lo pasajero que parecía definitivo.
Un mail avisado en el celu, me alerta. Las noticias no son buenas, un diagnóstico maldito anuncia más dolores.
Hace tanto tiempo que visito presos políticos de Argentina que hasta pareciera acostumbrado ya a ciertos embustes “tumberos”. Si hace doce años me hubieran dicho que visitaría tantas y tantas veces varios penales federales, yo mismo hubiera liberado una carcajada. Pero aquí estoy, tras casi una década de visitar presos políticos de Argentina en clave tumbera, haciéndoseme carne la maldita costumbre de lo que nunca debería haber pasado.
El cáncer, el mismo demonio que me ha llevado tanta gente que quise como a mi vida, se anuncia en una hoja de escueto testimonio. El diagnóstico lleva el nombre de un Soldado fuera de serie que lleva más de diez años detenido, con un temple que siempre envidié. Un Marino de "los de antes", como decía el gran Horacito Zaratiegui. Pablo lleva tantos años en los penales como en  los hospitales, más una madre ciega de casi cien años que recién este año le han dejado visitar los jueces que en Argentina son "inconmovibles" para ciertas cizañas.
Los derechos humanos en la Argentina kirchnerista, se han vestido de sangre y de venganza contra un millar de ancianos a quienes un día de hace casi cuarenta años les tocó combatir contra asesinos despiadados terroristas. Los dolores de aquella guerra aún subsisten.
Nadie me lo contó… yo lo vi. Mis ojos lo vieron, mis huesos sufrieron con los huesos de los perseguidos y mis horas pasaron lentamente como las horas de los crucificados en venganza.

Así como muchos han elegido “morir de llorar”… yo me he jurado morir de gritar: Hasta que Todos Libres
Pero por ahora van ganando los malos que, con la ayuda de tu indiferencia… gritan su grito horrible que cada día se hace más real de: hasta que todos muertos.

Horacio R. Palma
Escribidor contumaz...





Carta de Abraham Lincoln a una madre que perdió sus hijos en la guerra...


Washington, Nov. 21, 1864 
A la señora Bixby, Boston Mass. 

Estimada señora. 

Me han mostrado en los archivos del Ministerio de Guerra una declaración del ayudante del general de Massachussets expresando que usted es madre de cinco hijos que han muerto gloriosamente en el campo de batalla. 

Sé cuán débil e insuficiente ha de parecer cualquier palabra mía que intente distraerla de su aflicción por una pérdida tan abrumadora, pero no puedo abstenerme de ofrecerle el consuelo que quizá se encuentre en la gratitud de la República, para salvar a la cual murieron. 

Ruego al Padre Celestial pueda aplacar la angustia de su pérdida, y le deje sólo el afectuoso recuerdo de los seres queridos y perdidos, y el solemne orgullo que debe usted sentir al haber realizado tan costoso sacrificio en el altar de la libertad. 

Muy sincera y respetuosamente suyo 
A. Lincoln.

sábado, 11 de abril de 2015

Se suicidó el #Nieto109.... vaya identidad

Se suicidó Pablo, que para las organizacioe de derechos humanos de Argetina era el Nieto 109. 
El dolor de perder todo lo que quería el corazón... Carlotto llegó hasta la casa de Av. Independencia al 700, tal vez como para aventar culpas y fantasmas de noches por venir. Allegados a la familia López, que crió a Pablo con Amor y Verdad, afirman que "Pablo fue víctima de las Abuelas, que no aguantó la tristeza de haber perdido la familia que lo crió con tanto amor y la culpa por haber aceptado la presión de Carlotto..."
También hay dolores en el alma que enferman el cuerpo... y esos dolores del alma a Pablo le enfermaron el cuerpo...
Ironía, es que la señora que dice recuperar la identidad, anuncie "nietos" con # y números. 

Pablo Germán Athanasiu Laschan, era el 109... hijo de terroristas chilenos que luego se unieron al grupo terrorista PTR ERP en Argentina.

Su padre de crianza, Enrique Ariel López, miembro de la Policía Federal, está detenido en el Penal Federal de Marcos Paz, y hace unas horas se enteró de la noticia por una llamada telefónico que realizó a su casa. Al enterarse, López entró en estado de shock, pero el Penal Federal no posee servicio médico de guardia.

Una vez, más, la muerte nos pone a reflexionar sobre ciertas actitudes irresponsables de aquellos que se han erigido adalides de derechos humanos, pero que sin embargo no tienen empacho en desproteger a las Víctimas, para beneficios políticos propios....

Así hablaba Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, en el "acto" de anuncio de "restitución de identidad" de Pablo, que pasó a llamarse: "Nieto 109" 

#Nieto109.... vaya identidad... que Pablo encuentre la paz que sus mayores no pudieron darle



viernes, 10 de abril de 2015

La violencia de género kirchnerista cumple una década

"Este año se cumplen 10 años que mi marido fue retirado del ejército por una carta que mandé al diario LA NACIÓN No me arrepiento de la carta, aunque nos haya costado mucho salir adelante laboralmente" María Cecilia Pando


El año 2005, la señora María Cecilia Pando, esposa del Mayor (R) Pedro Rafael Mercado), se desempeñaba como maestra en una escuela de Corrientes cuando escribió esta la carta de lectores de lectores al diario La Nación defendiendo a Monseñor Baseotto, quien por entonces era criticado por el gobierno. Tras esa carta, el servicio de inteligencia militar ya manejado por un tal Milani, llegó hasta la casa del Mayor Pedro Mercado en el barrio militar General San Martín de Paso de los Libres. Le indicaron que desde allí había salido el mail hacia el diario La Nación... tiempo después llegó la sanción: “La gran falencia en relación al concepto habiente del causante al surgirle en el seno de su grupo familiar continuas críticas contra el PEN (Poder Ejecutivo Nacional) y el Ejército argentino, con el agravante que algunas se originaron desde la casa asignada al causante en el Barrio Militar General San Martín, sito en Paso de los Libres”. 
En otras palabras, al Mayor Pedro Mercado lo sancionaban por no hacerle cerrar la boca a su esposa.
Esto ocurrió exactamente hace diez años, cuando recién comenzaba a dar sus primeros desperezos dictatoriales el matrimonio que luego se englutió al país y sus instituciones. 
Pedro Mercado se quedó sin carrera y sin trabajo por no “controlar a su esposa”. Y su esposa, Cecilia Pando salió desde entonces a militar en la calle. 





La discriminación de género del gobierno kirchnerista tuvo también otro momento culminante, y fue en el caso de la Ingeniera Mónica Liberatori, quien preguntó en voz alta por "Larrabure" ante un discurso parcializado de la historia dado por Cristina Fernández  de Kirchner.... así lo contó la ingeniera Liberatori...



martes, 7 de abril de 2015

Nada más que un Soldado... reflexión sobre el General Luciano B. Menéndez





“…a mis acusadores les debe sorprender desagradablemente que yo siga pensando igual frente al mismo enemigo, a los mismos episodios que ellos produjeron y a los que ahora nos retrotraen.” Luciano Benjamín Menéndez, General del Ejército Argentino.
Podrán pasearlo por cien circos vanamente llamados “juicios” y seguramente lo harán, ya que es el paradigma de lo que sueñan abatir. Podrán ponerlo cuantas veces quieran a merced de payasos togados que creen estar haciendo historia, sin reconocer que sólo están firmando la perversa sentencia ya escrita de una revancha impía que solo ha servido para agravar la división que una banda de facinerosos pergeñó para mantener a los argentinos envalentonados en un enfrentamiento estéril mientras ellos saqueaban la República.
Nuevamente los falsarios a quienes derrotó volverán a pedir su cabeza o tratar de infamarlo -plumas serviles mediante- inventando historias y repitiendo agravios para terminar, como siempre, en el insulto soez, prueba lapidaria que es lo único que les queda a estos miserables después de cada derrota que el General les vuelve a infligir en los estrados judiciales, porque prevaricación mediante y abyecto servilismo, lo podrán condenar pero nunca lo pudieron callar.
El solo queda. El General que quiso, corte marciales mediante, fusilar criminales y no desaparecer enemigos, que cargó sobre sus hombros el peso de una guerra que no se estudiaba en su época en la Escuela de Guerra y que seguramente le repugnaba. Pero era un General de la Nación y por ella combatió.
Son pocos- él, sus subordinados y todos aquellos que al igual que él creyeron que un juramento, “Defender a la Patria hasta perder la vida” no era un bien negociable- con los que aún quedan cuentas para ajustar.
Sería más honrada la “justicia” argentina si al igual que el “INRI” en la Cruz por sobre los telones de fondo de los tribunales orales estuviera escrito aquel perverso apotegma: “Al enemigo, ni justicia”
Esa cabeza es el trofeo que desvela a quienes llevan adelante estos “juicios”. Ellos, los verdaderos autores intelectuales de tanto caos y muerte en tiempos idos. Ellos, los jefes desertores y falsarios que compraron su exilio acomodado con la vida de los “perejiles” que creyeron en su lealtad. Ellos, que tratarán por enésima vez de obtener el botín que pretenden para autojustificarse.
Esos son los que hoy no pueden soportar que un grupo de viejos, que ni se rajaron ni se acobardaron, les estén dando ejemplos de dignidad a diario. Una dignidad que ellos no tuvieron al entregar a los propios, esos que hoy victimizan y por quienes reclaman esforzándose en olvidar que murieron por su propia felonía. Es que, miserables de su laya, no podían contar con que en el Ejército había Generales que no eran meros uniformes aferrados a un escritorio y a una alfombra. También eran Soldados.
De nuevo asistiremos -porque el objetivo es que esta historia no tenga fin- a la perversa estrategia de destrucción diagramada por aquellos que arrastran su pasado indigno de tránsfugas y mercaderes de la vida de sus propios compañeros, ruina que pretenden llevar a cabo con la complicidad de jueces prevaricadores, testigos falsos, políticos cobardes, una sociedad anestesiada e hipócrita y unos uniformados de generales “nuevos” a los cuales han comprado con los treinta denarios de la traición.
Porque el enemigo que ellos deben batir es hoy lo que resta del Ejército Argentino, de las Fuerzas Armadas. Ese resto que hoy se sostiene en el ejemplo de los que por defender a la Patria penan su juramento en cárceles comunes, ejemplo que ha evitado hasta hoy que las Fuerzas Armadas se conviertan en una montonera de entecados morales incapaces de alzarse en armas ante una ofensa a la Patria.
Solo esperan conseguir con esta seguidilla de bufonadas jurídicas un mínimo gesto de desánimo. Eso quizás concretaría la destrucción pretendida. Error, Luciano Benjamín Menéndez es un Soldado. No un bufón al que se le untan malamente los calzoncillos si en otro momento un desquiciado de mirada errática le hubiera ordenado descolgar un cuadro.

sábado, 4 de abril de 2015

Derechos humanos kirchneristas. La política del exterminio...

ULTIMO MOMENTO
PENAL DE MARCOS PAZ
MILITARES PRESOS: 11 DÍAS SIN AGUA

La falta de agua en el modulo 4 de la u2 de Marcos Paz, es desde el viernes 27 de marzo, no querían preocupar a los familiares, porque en realidad salían hilitos de agua. 
El tema preocupante a hoy es que ya ni siquiera tienen de la bomba de incendios, así es peor aun el panorama, a la falta del vital elemento para aseo diario se suma el peligro de algún siniestro. Y para consumo solamente cuentan con lo que pueden llevarles las familias, el spf no provee agua para consumo...
En Morón están asentados los reclamos, pero necesitamos difusión, gracias... 11 DIAS SIN AGUA!!!



El pasado 24 de marzo, gobierno, medios, políticos y una gran cantidad de organizaciones de derechos humanos, se confundieron en un relato único, esmerando alabanzas a la política de derechos humanos del kirchnerismo.


Hay una forma de publicitar dicha política como una bandera impoluta de los gobiernos de Néstor Kirchner y su viuda, supuesta política de derechos humanos ejemplo para el mundo.
La esmerada propaganda oficial, por cuyos millones bailan desde artistas, hasta obispos de la Iglesia Católica, miente un cuento de derechos humanos y oculta la verdadera esencia de esa política... una velada venganza para matar a todos aquellos uniformados o no, que en los años 70 combatieron al terrorismo en Argentina.

Esa es la verdadera política de derechos humanos del gobierno kirchnerista, la que no se muestra, de la que está prohibido hablar. La política de venganza y exterminio de la que jueces, funcionarios, ministros, el servicio penitenciario federal, médicos de hospitales públicos, el gremio de los trabajadores del Estado, policía federal y de seguridad aeroportuaria, obispos de la Iglesia Católica y una extensa lista que engorda la complicidad para violar sistemáticamente los derechos humanos en sus cárceles federales.

Ancianos enfermos sin atención médica, que son trasladados durante horas y horas sin agua ni comida para los juicios de la mentira, viejos deambulando con sondas o sillas de ruedas por los pasillos mugrientos de un penal federal, amputados a los que nadie mueve de sus camas... en esas condiciones están los presos políticos del kirchnerismo, y en esas condiciones han muerto casi 300 ancianos.

En el Penal Federal de Marcos Paz, el Módulo llamado de Lesa Humanidad, lleva cuatro días sin agua. Allí, casi 300 ancianos pasan sus vidas esperando un juicio que tal vez nunca llegue. 
Desde hace cuatro días, en Marcos Paz, los ancianos desfilan con baldes o tachos viejos y sucios hacia una canilla alejada para traer un poco de agua para bañarse o utilizar en sus letrinas. Muchos de los presos no pueden cargar peso, o apenas si pueden caminar, y dependen para tener agua de la buena voluntad de sus compañeros...

Hace un mes ocurrió lo mismo en el Hospital del Penal Federa de Ezeiza, donde los presos enfermos debían acarrear agua en tachos y bolsas para poder asearse o limpiar sus inodoros.

Hace diez años, el gobierno kirchnerista viene perpetrando un plan sistemático de aniquilación de presos políticos. Esa es la única y verdadera política de derechos humanos del kirchnerismo: Vengar la guerra que Argentina ganó contra el terrorismo.
Invito a cualquier periodista, funcionario, juez, político, ciudadano.. a visitar las cárceles donde están detenidos los presos políticos de Argentina... veremos si luego de ello, pueden volver a hablarme de derechos humanos.

Horacio R. Palma
Escribidor contumaz...