miércoles, 16 de septiembre de 2009

Néstor y Cristina... diferencias sutiles

“Ahora vamos por el cambio”.

Una pequeña historia, para comprender mejor los matices entre Néstor y Cristina. Que parecen iguales…pero no lo son.


El demonio, se sabe, tiene ojo clínico para con aquellos que le son afines. El tipo huele en seguida a los seres malignos.

Su sexto sentido, más las muchas noticias sobre tantas alabanzas a su reino, el infierno, de aquél famoso matrimonio argentino, hicieron que el diablo decidiera visitarlos. Casi no lo atienden, pues no había pedido entrevista.

Y cuenta la historia que entonces el diablo subió a la Tierra y se apersonó en su extremo sur. Y le propuso a Néstor: 'Te daré fortuna; te daré poder. Serás el hombre más rico y poderoso de la Argentina'.

Y preguntó Néstor: 'Y ¿qué tendré yo que darte a cambio?'.

Respondió el demonio: 'Tu alma".

Y dijo Néstor: "¿Nada más?'

Del mismo modo después de pactar con Néstor, el diablo se dirigió hacia Cristina, esposa de Néstor y le dijo: 'A ti te daré belleza, y te daré ropa y accesorios lujosos. Serás la mujer más fastuosa de Argentina, la mejor vestida y adornada. Y todas las mujeres pobres sentirán envidia al verte'.

Preguntó entonces Cristina al demonio: 'Y ¿qué tendré yo que darte a cambio?'. Respondió el demonio: 'Tu alma'.

Y dijo Cristina: "¿Alma, qué es eso?"


2 comentarios:

Miguel dijo...

No dudo que este "cuento" tiene un gran dejo de verdad. Yo siempre pienso como hacen para hacer cosas tan perversas perfmanentemente. Ya no saben que medida tomar para "embromar" a quienes se le oponen ya que son sus enemigos y no les importa que eso perjudique no solo a los que odian sino a todo el país, y más aún a los que ellos dicen defender y querer, los más pobres, que debe ser así ya que cada vez son más. El que vende su alma no tiene retorno

Anónimo dijo...

Todos conocen el “Retrato de Dorian Gray” escrito por Oscar Wilde en 1891, y al cual el periodista de este blog utiliza metafóricamente para describirnos al matrimonio presidencial que nos desgobierna.

Les voy a presentar a Ezechia Marco Lombroso, conocido con el pseudónimo Cesare Lombroso, fue un médico y criminólogo italiano, representante del positivismo criminológico.

Un aspecto particularmente difundido de la obra de Lombroso es la concepción del delito como resultado de tendencias innatas, de orden genético, observables en ciertos rasgos físicos o fisonómicos de los delincuentes habituales (asimetrías craneales, determinadas formas de mandíbula, orejas, arcos superciliares, etc.)

Cesare Lombroso, describió hace más de un siglo con detalle las anormalidades de un psicópata subhumano:

Psicópata Subhumano:

"...Un individuo de aspecto siniestro, con asimetrías craneanas, nariz de águila, un ojo salido de su órbita y además desviado notablemente, paladar leporino y lengua poco retráctil, Imposibilitado por ello de pronunciar las letras fricativas, con el pelo crecido al revés y con reflejos fotofóbicos que lo obligan a guiñar alguno de sus ojos, resulta necesariamente un 'antropo-specimen' de criminalidad peligrosa y de probable insanía moral, variable entre la psicopatía sintomática y alguna otra caracteropatía de variable crueldad habitual..."

Te recuerda a alguien???