viernes, 10 de octubre de 2008

Sobre el juez que le negó a un ex presidente de 84 años la prisión domiciliaria...

Después de diez años, Videla perdió la prisión domiciliaria y fue llevado a Campo de Mayo

El general Videla, antes de un almerzo con Jorge Luis Borges y Ernesto Sábato

"El juez Oyarbide le quitó el beneficio que tenía desde hacía una década. Es por la causa en la que el ex dictador, de 83 años, está procesado por el robo de bebés durante la dictadura. Según argumentó el magistrado, la cárcel del predio militar "cuenta con el equipamiento, la infraestructura y el personal necesario" para atender cualquier emergencia médica..."




El general Videla, en un brindis con Ernestina Herrera de Noble, dueña de Clarín


Hagamos memoria...sobre los antecedentes del decoro del Juez que imparte justicia y da clases de moral



Clarín.com »


Edición Lunes 13.07.1998 »

Política »

El dueño de Spartacus salió a defender al juez Oyarbide


ESCANDALO EN LA JUSTICIA: JOSE ANTONIO SOLDANO HABLA POR PRIMERA VEZ
El dueño de Spartacus salió a defender al juez Oyarbide

Intenta neutralizar, afirma, las barbaridades que dijo Garbellano
Asegura que él nunca pagó protección policial o judicial
Dice que Oyarbide es una víctima, pero admite haberlo visto en el edificio del prostíbulo
DANIEL GUTMA


El costado más sórdido del caso Oyarbide explotó con la difusión televisiva del ya célebre video íntimo del juez y la declaración ante la Justicia de Luciano Garbellano. Pero el escándalo todavía puede reservar nuevas sorpresas.Lo de Garbellano complicó aún más al juez federal. El último martes lo acusó, entre otras cosas, de haberle brindado protección al prostíbulo masculino Spartacus, a cambio de entre 10 mil y 15 mil dólares mensuales, más la provisión gratuita de servicios y champán en el local.


Mientras la defensa del juez sostiene que los dichos de Garbellano son producto de una negociación con el grupo de fiscales que encabeza Norberto Quantín -cuyo objetivo sería mandar a Oyarbide a la cárcel-, aparece públicamente en escena uno de los personajes que la historia tenía todavía ocultos.

José Antonio Soldano era -según figura en el expediente que lleva adelante el juez Fernando Rodríguez Lubary- uno de los tres dueños de Spartacus, junto a su hermano Daniel y a Garbellano. Y está imputado en la causa, por violación a la ley de profilaxis y por cohecho, a raíz de que presuntamente le entregaba dinero a la Policía para que permitiera el funcionamiento del prostíbulo.Soldano charla con Clarín pero no quiere fotos. Dice que se decidió a hablar por las barbaridades que dijo Garbellano, a quien califica como un delincuente sin códigos. Su versión de la historia coloca a Oyarbide como una víctima, cuya conducta ha sido irreprochable. No casualmente, Soldano estuvo reunido en los últimos días con el abogado de Oyarbide. Y no casualmente, éste pedirá a la Justicia que Soldano sea citado nuevamente a declarar. Soldano sostiene que él era el único dueño de Spartacus y que Garbellano era un taxi boy que yo contraté. Dice que el negocio primero funcionó en el séptimo piso del edificio de Anchorena 1684, y que luego, por obvios problemas con el consorcio, se trasladó a Agüero 1916. Afirma que en el local trabajaban unos 20 hombres, que se facturaban unos dos mil pesos por día, que con el 40 por ciento de ese dinero se les pagaba a los taxi boys y que sus ganancias netas mensuales estaban en el orden de los seis mil o siete mil pesos. Agrega que nunca hubo un sistema de cámara de videos instalado en las habitaciones del prostíbulo. Y, tal vez lo más importante, asegura: Nunca invertí un peso en protección de la Policía o de Oyarbide. A Spartacus no lo protegía absolutamente nadie. Estaba cubierto porque lo tenía habilitado como un lugar donde se realizaban servicios relacionados con espectáculos teatrales, contratación de actores y modelos. Sin embargo, el comisario Roberto Rosa -ex jefe de la División de Seguridad Personal- está seriamente sospechado de haber cobrado por proteger a Spartacus. Ariel Maximiliano Paz, un taxi boy que habría trabajado allí, denunció ante la Justicia que él personalmente le llevaba el dinero mensual a Rosa. En la versión de Garbellano, el dueño de Spartacus era él. Y Soldano, si bien había alquilado en persona el local de la calle Agüero, era un socio minoritario que se llevaba el 28 por ciento de las ganancias. Según Garbellano, Oyarbide iba a Spartacus todos los viernes y sábados. Es cierto lo que dijo Oyarbide -afirma Soldano-: Garbellano vivió durante seis o siete meses en el tercer piso del edificio donde funcionaba Spartacus. El juez lo visitó varias veces allí sin saber que en el primer y el segundo pisos funcionaba un prostíbulo. Porque entraba y subía por el ascensor hasta el tercero.-¿Usted lo vio a Oyarbide allí?-Alguna vez lo vi. Garbellano me lo presentó como un amigo suyo que era juez. Lo había conocido en el restorán El Mirasol de la Recova (donde Oyarbide supuestamente amenazó de muerte a un recepcionista). Garbellano es un trepador, que quería aprovechar las influencias de un juez federal. A todo el mundo le decía que era sobrino de Oyarbide, incluso después de que se pelearon.-¿Por qué se pelearon?-Garbellano le pidió dinero a un amigo de él para poner un prostíbulo de travestis, que llamó Reverse (en Scalabrini Ortiz 670). A este amigo le dijo que él tenía influencias como para no tener problemas con la Policía. Reverse fue clausurado a los 20 o 25 días. Entonces Garbellano le pidió ayuda a Oyarbide, quien se la negó. Ahí se distanciaron.Soldano asegura que en ese tercer piso del edificio, donde vivía Garbellano, se lo filmó con una cámara oculta a Oyarbide cuando le presentaban a un joven musculoso al que saludaba afectuosamente. Tal como se vio en el video que difundió Canal 9. Pero tiene dudas de que efectivamente se haya filmado al juez en una relación sexual con otro hombre. Una vez que ya se había peleado con Oyarbide -dice Soldano-, Garbellano empezó a negociar el video. No sé a quién o a quiénes, pero pidió cifras increíbles. Más de un millón de dólares. Finalmente, en el medio de esa negociación, lo balearon en Zárate.Entonces -agrega- se decidió a extorsionar a Oyarbide, que hasta ahí no sabía nada de la filmación. Le mandó una carta a la casa, donde inventó que le debía 118.600 dólares por servicios a sus amigos en Spartacus. Y le dijo que nunca iba a llegar a ser camarista federal.

La Nación - 1.998
La difusión del video puso a Oyarbide al filo del abismo
Noticias de Sábado 11 de julio de 1998 Publicado en edición impresa

El juez federal Norberto Oyarbide renunciaría el lunes a su cargo, con lo que perdería sus fueros que le evitan ser indagado por la Justicia en la causa en que está acusado de proteger el funcionamiento de prostíbulos, de amenazas y de concurrir a burdeles cuando su funcionamiento está prohibido por la ley.
La difusión de imágenes del video en el que, según el ex regente del prostíbulo Spartacus Luciano Garbellano, Oyarbide aparece en la recepción del local precipitó la decisión del juez.
"El lunes Oyarbide va a tener una decisión tomada. Está mas cerca de renunciar que de volver a Tribunales", dijo a La Nación su abogado, Juan Pedro Cortelezzi.
La aparición de una foto de la cinta en La Nación y su proyección por televisión en el programa "Hora clave", de Mariano Grondona, hizo a la defensa del juez replantear su estrategia.
"La difusión del video nos obliga a recapacitar, a repasar cuidadosamente el tema de la renuncia que antes no tuvimos ni siquiera en cuenta", se sinceró el abogado.
Cortelezzi, que no vio anteanoche "Hora clave" pero lo grabó, dijo que estudia iniciar acciones legales contra Grondona ante la difusión de escenas que considera de índole íntima. Se refirió al segmento del video en que aparecen dos hombres semidesnudos en una cama de dos plazas.
"No había necesidad de mostrar esa escena", se quejó el abogado. Cambio de estrategia
El recalentamiento del caso hizo a Cortelezzi variar la estrategia que había trazado para su cliente. En un principio, había apuntado sus cañones a defenderlo de las acusaciones en la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados, donde Oyarbide se expone a ser destituido.
Pero la declaración indagatoria de Garbellano obligó a Oyarbide a concentrarse en la causa judicial que investiga el juez Fernando Rodríguez Lubary.
Esto es así considerando que en el Congreso la suerte del juez está echada: por un lado, los legisladores, incluidos los oficialistas que se esforzaron por protegerlo, ya no tienen la misma voluntad de hacerlo, sobre todo cuando vieron las imágenes del video por televisión, y, por otro, el juez renunciaría el lunes, con lo que se suspende su enjuiciamiento político y pierde los fueros que impiden su indagatoria.
Esta es una de las primeras medidas que dispondrá Rodríguez Lubary y será la primera vez que Oyarbide declare en la causa.
Para enfrentar las imputaciones ante la Justicia, Cortelezzi concurrió el martes último al lugar donde funcionaba el prostíbulo Spartacus acompañado por una escribana.
Es que la defensa del juez se basa en afirmar que concurrió sólo al tercer piso del lugar, donde, según Oyarbide, vivía su amigo Garbellano.
Así al menos lo afirmó Oyarbide cuando declaró ante la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados.
Sin embargo, el proxeneta afirmó que es imposible ingresar en Spartacus sin advertir que se trata de un prostíbulo y dijo que Oyarbide se movió por todas las instalaciones, incluida la recepción del segundo piso, donde, según él, fue filmado el video que se presentó ante la Justicia.
Otro de los ejes de la defensa del juez es redoblar sus esfuerzos para demostrar que Garbellano miente y que en realidad estuvo tratando de extorsionar a Oyarbide con la cinta.
Ya hay una denuncia penal presentada al respecto que tramita en el juzgado federal de Carlos Liporaci, también investigado por la Justicia.
El juez buscará ganar puntos presentando a unos 19 testigos que lo ayuden a mejorar su situación de cara a las imputaciones de Garbellano.
Se trata de empresarios que declararían que habrían sido víctimas de maniobras extorsivas similares por parte de Garbellano y de taxis boys que dirían no haber visto al juez en Spartacus.

5 comentarios:

Manuel Baldomero dijo...

Te imagino llorando del odio, te imagino puteando al "gobierno montonero", te imagina despotricando contra el "le puto de mierda" de Oyarbide, te imagino pensando alguna "editorial" que atempere este rotundo fracazo, te imagina deseando que una vez, aunque sea sólo una, un juez llame a declarar a alguién por los "asesinatos de la guerrilla", te imagino masticando la duda, el por qué en esta acto del 6 de octubre fue menos gente que el del año pasado...te imagino empeñado en una lucha a la que sabés perdida. Pero si no tenés nada constructivo que hacer seguí con esto. Aunque sería mejor que te busques una vida.
Muchos y felices juicios


--------------------------------
Hace casi un tercio de siglo lideró el golpe que dio comienzo al terrorismo de Estado. Hace 22 años fue sentenciado a prisión perpetua por la Cámara Federal porteña, condena que comenzó a cumplir servido por subordinados en una unidad militar. Hace 17 años recuperó su impunidad gracias al indulto de Carlos Saúl Menem. Hace una década el juez federal Roberto Marquevich ordenó encerrarlo en la cárcel de Caseros por robo de bebés nacidos en cautiverio, pero 37 días después la Cámara Federal de San Martín le concedió el arresto domiciliario. Estuvo en su casa durante diez años. Ayer, a los 83 años, el dictador Jorge Rafael Videla volvió a pisar una cárcel: la unidad 34 del Servicio Penitenciario Federal, ex Instituto Penal de las Fuerzas Armadas, ubicada en el predio militar de Campo de Mayo pero con custodia de agentes penitenciarios.

Videla llegó a los tribunales de Comodoro Py acompañado por un uniformado del Servicio Penitenciario pero, a diferencia de los ladrones de gallinas, sin esposas. Vestía un traje gris jaspeado y llevaba una carpeta abajo del brazo. El juez federal Norberto Oyarbide lo hizo pasar a su despacho y le comunicó que había revocado su arresto domiciliario, que desde 1998 cumple en su departamento de avenida Cabildo 639. Videla salió de Tribunales hacia Campo de Mayo con “cierto enojo sereno”, describió un abogado que se lo topó en el tercer piso.

El 11 de agosto pasado, una delegación de familiares y víctimas del terrorismo de Estado encabezada por María Isabel “Chicha” Mariani, fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo, se presentó ante Oyarbide para recordarle que Videla era el único represor condenado con arresto domiciliario y pedirle que lo enviara a la cárcel. El abogado Alejo Ramos Padilla, que ya había logrado el traslado al penal de Marcos Paz de Miguel Etchecolatz y su patota, recordó en su escrito que la prisión hogareña “no es un derecho automático”, según estableció la propia Corte Suprema de Justicia, y que no pueden existir “diferencias ni privilegios” a favor de Videla. Luego de esa presentación, formulada en la causa por el plan sistemático de apropiación de menores, hizo lo propio la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación en la causa por el secuestro extorsivo de los empresarios Federico y Miguel Gutheim.

No sólo los abogados de Videla se opusieron, invocando que llevaba más de diez años detenido sin eludir la acción de la Justicia. El fiscal federal Federico Delgado argumentó que los efectos del indulto de 1990 seguían vigentes porque, si bien la Cámara Federal había confirmado su inconstitucionalidad, la defensa del dictador había presentado un recurso extraordinario que aún esperaba respuesta. Pero el trámite siguió su curso, los peritos médicos determinaron que Videla podía ser trasladado a un lugar de detención siempre que tuviera una atención médica acorde con su edad, y Oyarbide tomó ayer la decisión histórica.

“Al perder virtualidad jurídica el decreto de indulto” menemista “Videla volvió a ostentar carácter de condenado” por la sentencia del Juicio a las Juntas, sostuvo Oyarbide. Recordó que se le atribuye responsabilidad en 27 casos de sustracción, retención y ocultación de menores nacidos en cautiverio o robados a sus padres, en concurso con el delito de sustitución de identidad, por lo que su condena inevitable –si la muerte no lo salva– sería de cumplimiento efectivo. La elevación de la causa a juicio oral y público es inminente. Videla compartirá el banquillo de los acusados con los generales Reynaldo Bignone, Cristino Nicolaides y el marino Jorge “Tigre” Acosta, entre otros.

“La gravedad de los hechos que se endilgan a Videla resulta un escollo insalvable para el otorgamiento de la libertad ambulatoria –agregó el juez–. El carácter permanente de los delitos que se le imputan implica necesariamente la sucesiva renovación del dolo”, es decir su voluntad de continuar ocultando el destino de las criaturas robadas.

Oyarbide evaluó que “cualquier intervención negativa en la investigación afectaría seriamente el desarrollo de la pesquisa al punto de tornar estéril la labor del Tribunal, enderezada a la búsqueda de la reconstrucción de los hechos criminosos”, y consideró que la unidad penal de Campo de Mayo, que aloja a varios gerontes, “cuenta con el equipamiento, la infraestructura y el personal necesario” para atender cualquier emergencia médica que pudiera sufrir el dictador.

Todo indica que el primer juicio oral y público que deberá afrontar Videla será en la causa Plan Cóndor, radicada en el Tribunal Oral Federal 1, aún sin fecha de inicio. Antes, los magistrados deben aceptar o rechazar un pedido de unificación con la causa Automotores Orletti, la cueva que albergó secuestrados a disposición de varios dictadores sudamericanos. En abril, el juez federal Daniel Rafecas lo indagó además por 570 secuestros, 270 tormentos y 29 homicidios en jurisdicción del Primer Cuerpo de Ejército que no formaron parte del Juicio a las Juntas y por los que también deberá rendir cuentas.

“Haber recibido llamados de Abuelas, Madres y familiares para agradecerme es la mayor satisfacción profesional que puede recibir un abogado que pretende buscar justicia. En realidad soy yo quien les tiene que agradecer a ellos”, comentó emocionado Ramos Padilla. “Era vergonzoso que Videla estuviera en su casa, con innumerables privilegios, cuando hay gente de baja jerarquía cumpliendo prisión preventiva en cárceles comunes, que a diferencia de Videla no fueron condenados”, agregó.

“Es una buena noticia, signo de que al fin algunos jueces y fiscales están despertando. Videla es el genocida mayor, con mayúsculas. Siento que se hace un poco de justicia, nada más que un poco porque ¿dónde están los desaparecidos? ¿Dónde están los niños? ¿Dónde está mi nieta, que ya tiene 32 años?”, se preguntó ayer Chicha Mariani, que dos meses atrás exigió la cárcel para Videla junto con Elsa Pavón, Mirta Baravalle, Clara Petrakos, Paula Logares, Genoveva Dawson de Teruggi y Rosaria Valenzi.

“Este Gobierno es el que más ha hecho por los derechos humanos, lo aplaudo y agradezco, pero falta lo principal: los desaparecidos. Porque así como uno no tiene a sus nietos tampoco tiene la tumba de los hijos para llevarles un flor”, explicó la fundadora de Abuelas, que hace tres décadas busca a su nieta Clara Anahí Mariani.

–¿Qué cree que debería hacer la Presidenta? –le preguntó PáginaI12.

–Creo que la doctora Kirchner, a quien respeto, debe pedirles a los militares que digan dónde están los chicos. Como jefa de las Fuerzas Armadas tiene el derecho y el deber de hacerlo. Los militares, empezando por Videla, tiene que decir quién los tiene. Ellos lo saben. Sé que la Presidenta trabaja mucho, pero espero que tenga tiempo para hacerlo antes de que yo decida partir.

benjaminbof dijo...

HAY QUE EMPEZAR DE NUEVO; AHORA ENTIENDO PORQUE INTERPOL NO TRAJO A MARIA ESTELA MARTINEZ VDA. DE PERÒN DE ESPAÑA. SIN INSULTARLO POR SUS CONDICIONES PERSONALES OYARBIDE PISA EL TOMATE.
HABRÀ QUE BUSCAR OTRO JUZGADO FEDERAL PARA QUE LARRABURE TENGA JUSTICIA YA QUE SU ASESINATO OCURRIÒ DURANTE EL GOBIERNO PERONISTA DE LA "VIUDITA".
benjaminbof@yahoo.com.ar

benjaminbof dijo...

OTRA JODA; A FIDEL CASTRO NO LE ENTRA BALA. PORQUE ESE ABOGADO NO PIDE A LA
"VIEJITA" QUE GOBERNABA ENTONCES.
SANTA FE.- Un abogado santafecino solicitó la detención de los líderes cubanos Fidel Castro y su hermano Raúl -actual jefe del gobierno de la isla caribeña-, porque "los gobiernos cubano y argentino tuvieron responsabilidades en el accionar guerrillero" de las décadas de los 60 y los 70.

El profesional, Javier Vigo, patrocinante de María Cristina Picón de Viola, viuda de Humberto Viola, capitán del Ejército asesinado en diciembre de 1974, y madre de María Cristina, de 5, que corrió igual suerte, reclamó que el crimen del militar y su hija fuera declarado de "lesa humanidad".

El homicidio del capitán Viola y de su hija María Cristina, ocurrió como consecuencia de un atentado terrorista que se adjudicó el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), el 1º de diciembre de 1974.

Picón, por intermedio de Vigo, pidió al juez federal de Tucumán, Daniel Bejas, que sigue una causa afín, que se impute a los gobiernos del entonces presidente Héctor J. Cámpora y de la provincia de Buenos Aires Oscar Bidegain por "haber incurrido en terrorismo de Estado, al facilitar, tolerar e instigar el accionar terrorista, imputación que extiende al gobierno de Cuba por haber entrenado a los guerrilleros argentinos y promovido la acción de la guerrilla en América latina".

En la misma presentación, se solicitó que se cite para declarar a quienes integraron los respectivos gabinetes; a los legisladores que dictaron la ley de amnistía, en especial a Carlos Kunkel, actual diputado nacional del Frente para la Victoria, y se libre la orden de detención internacional contra Fidel y Raúl Castro, fundándose, entre numerosos documentos, en el discurso del ex presidente cubano pronunciado en la reunión de OLAS (1967) en la que propiciaba la creación de focos guerrilleros en toda América latina y en el mensaje a la Tricontinental, de Ernesto "Che" Guevara.
Crudo relato

"El 1° de diciembre de 1974, todo mi ser se sacudió ante un hecho cruel, espantosamente doloroso. En un ataque inesperado y artero, terroristas del ERP atentaron contra mi familia, asesinando a mi esposo y a mi hija de tres años. Pero también otra hija, María Fernanda, de sólo 5 años, quedó tendida con un balazo en su cabeza, mientras yo, aterrorizada, no atinaba a nada", recordó la viuda del capitán Viola.

Picón añadió: "En mi vientre, con un embarazo de cinco meses, Luciana sufría tanto como su mamá. Todas las madres debemos tener los mismos derechos. Hemos sufrido por igual y vivido el mismo dolor. Para el dolor y el sufrimiento no existen ideologías. Pero hay una vital diferencia con las otras madres, cuyo dolor respeto: soy una de las tantas víctimas discriminadas y silenciadas por la «memoria»".

Subrayó Picó: "Integro, con los míos, una nueva clase de desaparecidos: los desaparecidos de la memoria pública".
José E. Bordón

benjaminbof dijo...

COMENTARIO EN LA NACION DE LA PAYASADA DE BONASSO Y GREENPEACE
11/10/08

VACIO LEGAL E INDEFENSION JURIDICA. Esa es la situación de los bosques argentinos tal lo demostrado por la abogada de Romang, anta Fe, Graciela Cristina Gomes en su nota "Los árboles ya no mueren de pie" publicada en Ecoportal dónde hace un relevamiento juridico de las leyes incumplidas y otras inexistentes de la provincia de Santa Fé. La ley "de bosques" no es tal sino de presupuestos minimos y sólo postergó supuestamente por un año los desmontes abusivos . Ese engendro ha sorprendido la buena fé de los argentinos que han brindado ingenuamente su firma un millón de incautos. El artefacto fue preparado y ya esta expirando, por Greenpeace y Miguel Bonasso diputado nacional que en estos dias tiene que responder por apologia del delito al sostener en el crimen del sindicalista José Ignacio Rucci "nos equivocamos; tendriamos que haber matado a Lopez Rega en lugar de José Ignacio Rucci.Me gustaria saber algun dia dónde esta ubicado el Servico Forestal o lo que se le parezca porque en la época de Domingo Felipe Cavallo y su acompañante Jorge Milton Capitanich el IFONA fue desguazado.El año pasado fui invitado a una reunión de salicaceas para reencontrase con el sector en Teodelina, Santa Fé organizada por la facultad de Agronomia de la UBA y Papel Prensa. Alli estaba como organizador del evento y colgando afiches del CFM XIII Esteban Brodowsky.Recientemente me ha enviado invitaciones al Congreso de Salicáceas en Mendoza a lo que respondi que tenia intención de presentar trabajo técnico sobre el "cattail" ó totora para producir etanol celulósico de segunda generación pues esta especie vegetal crece en un hábitat afin a las salicáceas.Brodowsky ni responde fiel al estilo krchnerista del destrato con el campo. Asi las cosas me comuniqué con el ingeniero Raúl Suarez , le comenté el asunto y le ofreci un embargo mediático por la situación grosera que se presenta de total improvisación y precariedad.Quiero expresar un párrafo aparte por la ingeniera Ana Garau que cortesmente en Teodelina, SFé,me dio "carona" en el microómnibus fletado por la UBA para volver de Teodelina a General Rodriguez en las afueras de Buenos Aires hace justo un año.benjaminbof@yahoo.com.ar

Manuel Baldomero dijo...

Queridos todos, Cari amici (aunque algunos no parecen tener talante de amigos):

Debimos, me incluyo, haber roto las p… (perdón, paciencia) de tal suerte que hasta Monseñor (que es el que primero lee los emails) un día gritó: ¡¡¡basta, no los aguanto más!!! Bueno, parece que reconsideró su actitud ¿en honor de bellos perfiles?
Si me permiten, quiero hacerles llegar algunas reflexiones.
1) Los especialistas en joder y criticar, paren la mano. A pesar de nuestros problemas el acto fue un triunfo. Esto me afirma en que la Causa es justa. Actualmente un acto tiene trascendencia cuando logra repercusión en los medios. Ninguno de los actos anteriores tuvo tanto impacto mediático. La escuché no menos de seis veces a Gabriela hablar de Horacio Fernández Cutiellos, con mucho dolor y patetismo (yo prefiero un estilo más sobrio, con menos afectividad; pero la entiendo a Gabriela; en nuestra familia la muerte de Horacio es la que nos pegó más cerca después de la de papá; además, cuando lo de La Tablada mis hijos eran adultos).
2) Todos nos equivocamos. Ni sé si recuerdan pero no somos Dios; por lo tanto, no tenemos el don de la inerrancia y todos tenemos defectos y cometemos pecados o pecadillos. ¿Alguien quiere tirar la primera piedra?
3) Lo que es intolerable es la soberbia. “Si no lo hago yo, está mal; si lo hago yo todo sale bomba”. Sobre todo eso de soplarle a los de afuera: “esto lo hice yo por eso salió bien”; “aquello salió mal porque lo hizo fulano”.
4) Por enésima vez les ruego que moderemos las antipatías personales en aras del bien común -y esto va para todos, no sólo para los soberbios-. Es una cuestión táctica, aparte de algo moralmente deseable.
5) Cuando la soberbia, la crítica despectiva y destructiva, el sacar los trapos al sol delante de extraños, etc., vienen de aquellos que pertenecen a mi misma “madriguera”, me producen más daño.
6) Mario y yo tenemos edad para ser los padres de todos; creo que nunca los hemos destratado ni intentamos imponer nuestros pareceres sino sólo sugerirlos. Será porque somos viejos, tal vez.
7) Queridos todos, mi alma “gorila” me dice que sí, que hubo menos gente pero fue porque los “peronchos” que venían con el bombo, desde lo de Rucci se alinean con los gremialistas. Era de esperar. La lucha de estos años ha conseguido mucho, muchísimo. Algún día estaremos todos juntos, pero falta mucho. Tiempo al tiempo. Por supuesto que hubo peronistas, pero son los que provienen del lado de tacuara o similar que son antes nacionalistas que cualquier otra cosa.
8) Debemos perfeccionar los temas de organización, escucharnos entre nosotros y no cortarnos solos y decirnos todo lo que concierna al acto. Me parece que en los últimos días no hubo mucha comunicación por lo menos en lo que a mí respecta; y los que hablaban lo hacían para decir algo malo de otro. Por amor o por conveniencia para la Causa tenemos que aguantarnos. Si no podemos tenernos amor (que sería lo mejor y lo deseable) por amor a nuestros muertos, a nuestros presos y, sobre todo, a la Patria. Paremos la mano o nos vamos al c…
Besos y abrazos,
Lis.

PD: No crean que soy boluda; a veces me hago por la paz.