lunes, 27 de junio de 2016

El Ego argentino, a precio de oferta



Tenemos un tema los argentinos con ciertos rincones del ego, un ego imbécil que nos ha hecho famosos en el mundo.
Un ego que nos miente nacionalismo y patriotismo, pero No señor! Es solo un cacho de ego y nada más.
No nos llama mucho la Patria ni sus símbolos, y hasta preferimos un patético ohhhhhh ohhhhh antes que cantar con orgullo el Himno que nos hermana, convencidos de que semejante falta de respeto, es gratis.
De orgullosos, somos distintos a todos. Todos los demás cantan su Himno con orgullo, y a capella si es necesario o si el que el organizó el acto se comió la mitad de la canción Patria, como hicieron ayer todos los chilenos que acudieron al estadio a ver o a jugar la final de la Copa América.
A nosotros nos resbala total, Messi viene de hacer un montón de goles y con eso basta. Ya no nos animamos ni a gritar el Oh juremos con Gloria Morir. Y sí, tal vez ya estemos muertos. Ok, tal vez muertos suena muy definitivo… pero desahuciados, seguro.
Ni hablar de los periodistas… los mismos que en los albores del saqueo más grande de la historia de Argentina, consentían el robo bajo la piedad de los supuestos derechos humanos… ahora se rasgan las vestiduras. Ocho años de saqueo consintieron, hasta que los saqueadores tocaron las tranqueras de sus quintitas.
O la justicia, que aprieta persigue encana o libera según les convenga, aunque el país se desangre en miles de muertos.
Escucho a los analizadores berretas del fútbol, y me río. Son nosotros. Hasta hace 20 horas endiosaban a un equipo sin historia, sin hambre y sin gloria… y ahora panquequean con “ya lo habíamos dicho”.
Váyanse a cagar!!
Tenemos todos los climas y todos los paisajes, no hay racismo, tirás una semilla y crece una planta, los Premios Nóbel y Maradona y Messi y Fangio y Monzón y el Papa… ah sí, que para orgullosos sí nos golpeamos el pecho con emoción.
Alguien nos hizo creer que somos los mejores del mundo, pero que lo que nos falta es un poco de suerte.
Ahora no sonrío… sino que me cago de risa. En realidad… somos despojos inertes de una tonelada de Egos en oferta.
Indignos de nuestros Próceres, de nuestros Símbolos, de nuestros Héroes… y lo que es mucho peor, de nuestros Muertos.

Horacio R. Palma

Escribidor contumaz

1 comentario:

Ma.Angélica Guercio dijo...

Así es: Así somos!! EGO LIQUIDADO y en una cancha de CHILE!!!
Pero: Habremos tocado fondo ?
Eso... me cuesta creerlo, cuando oigo decir "El futbol, no me cambia la vida"
O sea, que nadie va a refelxionar nada por nada!!!