sábado, 9 de junio de 2012

Por hombres como Cisnero, SOLDADO ARGENTINO se escribe con Mayúsculas. A 30 años de la muerte de un Héroe argentino

Monte Dos Hermanas... 10/06/1982

"...El regreso a Puerto Argentino fué muy silencioso, cada uno meditaba lo sucedido minutos atrás. El cansancio se iba apoderando de ellos, ya que al relajarse las tensiones se desvanecían y se daba lugar al desgaste. Nuestro muy dolido Vizoso meditaba más que ninguno sobre la pérdida de su Compañero de Posición Cisnero, quién tan valientemente se había desempeñado en éste y otros Combates, donde se destacaba por sus vastos conocimientos en operaciones de Comando y por el coraje con que manifestaba su amor a la Patria.
Vizoso fue intervenido quirúrgicamente y obligado a volver al Continente. Así lo hizo la noche del 13 de Junio, cuando el Aeropuerto fue bombardeado, en el último avión que logró salir de Puerto Argentino.
Los Comandos Argentinos registraron 4 bajas, entre muertos y heridos. Entre ellos el muy querido “Perro” Cisnero. En su cuaderno de notas se encontró lo siguiente “¡No sé rendirme, después de muerto hablaremos! Señor te pido que mi cuerpo sepa morir con la sonrisa en los labios, ¡como murieron tus mártires! Quiero ser el Soldado más valiente de mi Ejército, el Argentino más amante de mi Patria. Perdóname este orgullo Señor”. 
Todos quisieron ir a rescatar su cuerpo. No pudieron. 
Hoy su Tumba no está identificada..."
Extracto del libro: Comandos en Acción




Oración encontrada entre las notas de Cisnero: 

Oh Dios, señor de los que dominan, Guia Supremo que tienes en tus manos las riendas de la vida y la muerte.

Escúchame:

Haz, Señor, que mi alma no vacile en el combate, y mi cuerpo no sienta el temblor del miedo. Haz que te sea fiel en la guerra, como lo fui en la paz. Haz que el silbido agudo de los proyectiles alegren mi corazón. Haz que mi espíritu no sienta la sed, el hambre, el cansancio y la fatiga, aunque lo sientan mis carnes y mis huesos.

Haz que mi alma, Señor, esté siempre dispuesta al sacrificio y al dolor, que no rehuya, ni en la imaginación siquiera, el primer puesto de combate, la guardia mas dura en la trinchera, la misión más difícil en el ataque. Pon destreza en mi mano para que el tiro sea certero, y caridad en mi corazón. Haz, por favor, que sea capaz de cumplir lo imposible, que desee morir y vivir al mismo tiempo. Morir como tus Santos Apóstoles, como tus Viejos Profetas, para llegar a Ti. Señor te pido que mi cuerpo sepa morir con la sonrisa en los labios, como murieron tus mártires.

Te ruego mantengas mi arma en vela y mi oído atento a los ruidos de la noche. Te pido por mi guardia constante en el amanecer de cada día y por mis jornadas de sed, hambre, fatiga y dolor. Si llegara a cumplir estos anhelos, podrá entónces mi sangre correr con júbilo por los campos de mi Patria, y mi alma subir tranquila a gozarte en el tiempo sin tiempo de la eternidad.

Señor, ayúdame a vivir, y de ser necesario, a morir como un soldado.

Concédeme Oh! Rey de las Victorias, el perdón de la soberbia. He querido ser el soldado mas valiente de mi Ejército y el argentino más amante de mi Patria. Perdóname este orgullo, Señor.

Escrito encontrado en la libreta de combate del Sargento Mario Antonio "perro" Cisnero.
Caído en combate en la Gesta de Malvinas en 1982.






********************************

Mario Antonio el "Perro" Cisnero nació en Catamarca el 11 Mayo de 1956.

Ingresó a la ESSC en el año 1972, egresando como Cabo de Infantería en Dic 73. En 1977, hizo el Curso de Formación de Comandos.

A partir de allí se convierte en uno de los instructores más notorios del curso, influyendo decisivamente en la personalidad y el espíritu de muchos de los futuros Comandos de esa especialidad.

Con el grado de Sargento, en la segunda quincena de mayo de 1982, llega a las Islas Malvinas, integrando la Ca Cdo(s) 602.

Muere heroicamente combatiendo contra fuerzas del SAS del Ejército Británico.

Por su perseverancia y fidelidad a sus principios, lo apodaban "Perro".

El Sargento Cisnero es una verdadera leyenda entre los que ostentan con orgullo la aptitud de comando, y un ejemplo para todos los que pertenecen al Arma de Infantería. Recibió la condecoración “La Nación Argentina al Muerto en Combate”.

Durante su preparación militar, el Sargento Cisnero cumplió misiones como instructor de comandos en un destacamento militar de la provincia de La Pampa.

Al estallar el conflicto, donó el 50% de su sueldo al Fondo Patriótico y solicitó en reiteradas oportunidades ser trasladado al frente de lucha.

En mayo logra finalmente su traslado. Cuando salió de La Pampa les escribió a sus camaradas “...no me entrego prisionero, ganamos o no vuelvo”.

Cuando partió de Buenos Aires hacia el sur, le dijo a su hermano que lo acompañaba “si no vuelvo no me lloren...”.

Su nombre y sus hazañas recogieron toda la admiración de la Patria Sudamericana.

En su honor llevan el nombre de Mario Antonio Cisnero la 1° sección de la Compañía de Tropas Especiales de la República de Panamá, la Compañía de Comandos “Chorrillos”, en la República de Perú, país en donde fue declarado Héroe Nacional, el Hall Histórico de la Compañía de Comandos 601en Campo de Mayo, el aula de Instrucción en el Destacamento de Inteligencia 143 en Neuquen, el aula de instrucción de Cuadros en el Destacamento de Inteligencia 162 de La Pampa, el Casino de Suboficiales de La Pampa, entre otros lugares.


7 comentarios:

Memoria dijo...

Gloria Eterna a este paradigma del heroísmo. Su conducta nos alienta como Nación y enfrenta a la de tantos militares de jerarquía que no quisieron llevar la guerra hasta las últimas consecuencias. Vivan nuestros héroes!!!

Anónimo dijo...

Lo mató un inglés de la fuerza SAS antes de que el pobre hubiera hecho un solo disparo. Para Cisnero la guerra no duró mas que un par de horas...

Fernando Adolfo dijo...

La guerra para él duró una Eternidad... gracias Perro!

Memoria dijo...

Anonimo: informate bien gusano. Al margen, su vida fue un ejemplo permanente de guerrero, no de militar de casta que no sirve para nada. Fue Guerrero, con mayúscula. Él ya había anticipado que no regresaría rendido, y cumplió. Dudo que puedas llegarle siquiera a la suela de su borceguí.

Anónimo dijo...

Habría que haberlo avivado respecto de que en la guerra lo importante no es dar la vida por al patria, sino hace que el enemigo la de por la suya.
Pero que se le puede pedir a un milico cabeza de calabaza...!!!

Esteban Macias dijo...

Anónimo si queres conocer un milico cabeza de calabaza te dejo mi nro así nos encontramos...a conversar...3516807440

Esteban Macias dijo...

Anónimo si queres conocer un milico cabeza de calabaza te dejo mi nro así conversamos...03516197440