lunes, 18 de octubre de 2010

Diálogo por la Reconciliación - Proyecto 70 Veces 7 - Invitación

El Proyecto 70 Veces 7 nuclea a personas, miembros de la Iglesia católica, deseosas de trabajar por la paz nacional mediante la conformación de espacios de oración, reflexión, diálogo y encuentro entre los actores y testigos directos e indirectos, voluntarios e involuntarios, de los hechos de la década del 70 y sus antecedentes, época signada por la violencia y la fractura que nos afectó a todos - aunque de diferentes modos e intensidad - en nuestra historia individual y colectiva. Provenientes de muy distintas vertientes sociales y políticas, confluimos en este común anhelo.

Consideramos que el perdón es el camino inicial e indispensable para trabajar por la reconciliación y la paz. Por esta razón el sábado 23 de octubre a las 16 tendremos un encuentro de reflexión y diálogo como parte del itinerario de 2010. Nos acompañará, con su palabra sabia y su inestimable presencia alentadora, Monseñor Carmelo Giaquinta. El encuentro culminará con la celebración de la eucaristía a las 19.30.

Con un criterio amplio, pretendemos humildemente convocar para la maduración y concreción de esta causa a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que tengan como meta el bien común y la paz de los argentinos.

El encuentro será en Capital Federal

INFORMES Y CONSULTAS PARA LA ASISTENCIA:


E- mail: nosotros.70veces7@gmail.com

Apostaremos por lo germinal con toda la verdad de un amor que se derrama como el agua, que no pregunta cómo crecerá la planta ni exige una altura a tiempo fijo, ni impone una dirección precisa, ni urge los frutos más temprano (…)
Apostaremos como el agua que cree en el poder de la semilla, en el sol que guía el tallo en su estatura, y en la tierra que la nutre sin descanso. Apostaremos por lo germinal como Tú, como el agua de la Vida.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo el valor de la verdad completa y el perdón con infinito amor, permitiran la Pacificación Nacional Defitiva. En forma incompleta y falaz... nada sirve.

O todos adentros o todos afuera.

Proyecto dijo...

GRACIAS, HORACIO.

Anónimo dijo...

Propongo un poco más allá de la reconciliación. Tenemos que pensar en el Proyecto 80 veces 8. Y si no alcanza...

capitan futuro dijo...

Si, si, claro claro...
La paz se construye no sobre la base de personar lo imperdonable y elñ ejercicio de la hipocresía, sino bajo el impero de la justiica.
Solo con justicia hay paz. ¿por que quieres sentar a a victimas con victimarios? Cuando la inglesa asuma publicamente que es victimaria y deje de querer mediar en algo que es parte

Proyecto dijo...

Perdonar no es olvidar sino mirar la ofensa, la herida, con otros ojos.
Perdonar no es negar la ofensa sino reconocerla.
Perdonar no es un acto exclusivo de la voluntad sino el resultado de un aprendizaje en el que se despliegan todas las facultades: afectividad, inteligencia, capacidad de juicio, imaginación, fe...
Perdonar no es un deber, es una opción libre.
Perdonar no implica sentirse como antes de ser herido u ofendido.
Perdonar no exige renunciar a los propios derechos, a la aplicación de la justicia.
Perdonar al otro no es disculparlo, descargarlo de su responsabilidad.
Perdonar es un acto de humildad, de ofrecimiento, y no una demostración de superioridad moral de parte del ofendido.
Perdonar, en el caso de ser creyente, no es traspasarle la responsabilidad a Dios, sino hacerse cargo personalmente.
PERDONAR LIBERA, si no perdonamos somos permanentes rehenes del ofensor.Es un proceso personal
PERDONAR NO ES RECONCILIARSE. Se necesitan dos partes que compartan el mismo espíritu. A veces es posible, otras, no.
No hay hipocresía en esta propuesta, hay experiencia de encuentro entre personas diferentes que se animaron al diálogo y pueden construir juntas.
Es propuesta, invitación. En libertad el otro responde positivamente o no. Todo es posibilidad y riesgo, riesgo adultamente asumido. Vale la pena.

Proyecto dijo...

Reparo en que no todos los que leen la expresión "70 veces 7" tienen obligación de conocer su significado en la Biblia. El número 7 simboliza la perfección, la totalidad, la suma de lo inmanente más lo trascendente. Es la respuesta que Jesús da a sus discípulos, específicamente a la pregunta de Pedro:¿cuántas veces debo perdonar?¿7 veces?. Jesús le contesta: "70 veces 7", desmesura de la generosidad, plenitud del amor de benevolencia(amor que desea el bien del otro) Es propuesta, es invitación. Uno puede hacer esta opción e intentar hacerla praxis, o no. Es un acto de libertad. El Evangelio no se impone, se propone.