jueves, 24 de junio de 2010

"Larrabure los derrotó dos veces..."


A partir de que con admirable coraje el Fiscal General Claudio Palacín dictaminara que el crimen del Cnel Argentino del Valle Larrabure podría ser considerado de lesa humanidad, comenzó a resquebrajarse la estrategia jurídica diseñada para mantener impunes los crímenes del terrorismo guerrillero.
El dictamen encendió una luz de alerta entre los difusores de los paisajes imaginarios de la memoria, quienes rápidamente lograron que el Procurador General de la Nación Esteban Righi dictara la resolución 158/07 prohibiendo a los fiscales incluir a los asesinatos y torturas de la guerrilla en ese tipo penal.
Había que imponer, por cobardía o interés, el silencio. Sin embargo, la difusión pública que tomaron las causas “Larrabure” y “Viola” permitió que, poco a poco, la verdad fuera saliendo a la luz, quedando al desnudo el ataque sistemático a la población civil realizado por los terroristas para instaurar un régimen marxista.
Y están preocupados, porque saben que la jurisprudencia internacional es contundente y, tarde o temprano, les será aplicada considerando sus crímenes de lesa humanidad.
Los alarma que la gente comience a comprender que sólo podremos superar un pasado tan doloroso cuando se juzgue a todos con la misma vara.
No es casual, entonces, que Germán Ferrari haya escrito el libro Símbolos y Fantasmas dedicando más de cien páginas a la causa “Larrabure”.
Intenta probar que al alzar mi voz pretendo veladamente defender al Proceso.
Le recuerdo que a mi padre, como a Rucci, lo asesinaron antes de que comenzara. No defiendo al gobierno militar; defiendo el sagrado valor de todas las vidas.
¿Lo hace Ferrari, cuando defiende a las organizaciones guerrilleras, difundiendo la tesis de que mi padre se suicidó?
Me sorprende, que afirmando en su obra que “la misión del periodista es esclarecer, profundizar en los hechos, escapar del lugar común y del calificativo fácil”, no haya revisado la causa comprobando que los tres médicos que practicaron las autopsias coincidieron en que mi padre había sido estrangulado, basándose en que el surco de su cuello era de recorrido horizontal levemente oblicuo y no se interrumpía. En el ahorcamiento, por el contrario, dicho surco es de recorrido oblicuo y se interrumpe por la presencia del nudo.
Ocultándolo, pretende exculpar a los guerrilleros citando tan sólo las siguientes palabras del líder del ERP, Luis Mattini:“Cuando lo capturamos…le propusimos al Gobierno cambiarlo por compañeros…Pero las negociaciones nunca prosperaron ante la negativa del Ejército…Se le propuso a Larrabure que se ganara la libertad y le pedimos que de curso de explosivos y de ciertas técnicas a nuestros compañeros. Larrabure se puso en patriota y dijo que jamás iba a colaborar…Ya no sabíamos más que hacer, estábamos en tensión. Venían los compañeros que decían “es una situación insostenible”… ¿Qué solución le íbamos a dar? Finalmente lo íbamos a largar, íbamos a encontrar alguna disyuntiva para no quedar tan mal. Larrabure en ese sentido nos derrotó. Un día viene un compañero a decir que ahorcó. ¿Cómo se puede ahorcar?”.
Aún cuando Mattini procure disimularlo ratifican que lo mataron porque no pudieron quebrarlo, corroborando que la situación se les había vuelto insostenible y que la liberación evidenciaría su debilidad.
Mi padre lo sabía y por ello, presintiendo su próxima muerte, denunció en el poema “Soledad, desesperanza” a los hombres “que torturan y matan”. Y los derrotó, pero no sólo una vez, Mattini, dos veces.
Hoy su heroico ejemplo los acosa como un fantasma, que les pregunta: ¿Cuál es el mundo mejor que han construido? ¿Por qué canjearon sus ideales por las prebendas del poder? ¿Por qué no han disminuido ni la pobreza, ni la indigencia? ¿Para ésto mataron a tantos?
Dios le permitió entonces morir fiel a su Patria, a su familia, y a su Ejército, y le concede hoy que – como le rogara- su muerte continúe resonando como el quebracho que al caer estremece el monte como un alarido. Un alarido que intenta despertar a sectores de la sociedad aún engañados o adormecidos, y que va en búsqueda de los supuestos revolucionarios , los enfrenta, les saca las máscaras, descubre el sepulcral silencio que guardan frente a los gravísimos escándalos de corrupción gubernamental, y les pregunta : Al fin y al cabo, ¿Qué fueron Uds? ¿Idealistas o farsantes?

Lic. Arturo Cirilo Larrabure

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Sangrados maricas de culos maricotas que siguen sangrando por sus mariconas heridas.
Mariquitas pericias en maricones culos que sangran maricas por las maricas heridas...!!!

¿Larrabure, no pensaste ne la...burar?

Anónimo dijo...

Larrabure hijo y Alberte hijo podrían darse la mano. Los dos viven de contar la historia del padre.
(versión berreta pero divertida de la teoría de los dos demonios)

miguel dijo...

Bueno,una luz de esperanza en Santa Fe,un fiscal valiente e imparcial,un crimen de lesa humanidad,un héroe de la patria que quiere descansar en paz...Por supuesto que hay gente a la que esto la hace temblar de miedo...saben que viene la hora en la que estos infames terroristas han de ser juzgaos por los alevosos crímenes cometidos...estos asesinos de niños ven que viene esa hora,rápida e inexorablemente...Miguel
www.miguel-enmemoria.blogspot.com

capitan futuro dijo...

Les tengo malas noticias: el dictamen de Righi ya marco lo que se viene. Se pueden cansar de encontrar fiscales qeu interpreten como lesa humanidad al caso Larrabure, pero no va a pasar a instancias superiores, no va a prosperar. Igual esta bueno que den la batalla en tribunales y lo intenten. Que se yo. Suerte. A los responsables, busquenlos en alguna de las fosas comunes que supieron crear vuestros heroes

Horacio Ricardo Palma dijo...

Righi es un caso emblemático de que se dice juez, habiendo sido parte. No puede ni debe opinar sobre los setenta. Sobre el tema, todo lo que venga de él es cuestionable.

Anónimo dijo...

Futurama: siempre escribiendo boludeces. No te olvidés que Righi fue el Ministro del Interior del tío Cámpora... liberador de los terroristas. Menos mal que el dentista se murió, ni Perón lo aguantaba por lo pelotudo que había sido. Lo echó del sillón de Rivadavia enseguida, igual que a los montos los echó de la Plaza de Mayo.

Leé un poco sobre el terrorismo jacobino, te vendrá bien. Un abrazo boludito!

Anónimo dijo...

Futurama: siempre escribiendo boludeces. No te olvidés que Righi fue el Ministro del Interior del tío Cámpora... liberador de los terroristas. Menos mal que el dentista se murió, ni Perón lo aguantaba por lo pelotudo que había sido. Lo echó del sillón de Rivadavia enseguida, igual que a los montos los echó de la Plaza de Mayo.

Leé un poco sobre el terrorismo jacobino, te vendrá bien. Un abrazo boludito!

Anónimo dijo...

Futurama: siempre escribiendo boludeces. No te olvidés que Righi fue el Ministro del Interior del tío Cámpora... liberador de los terroristas. Menos mal que el dentista se murió, ni Perón lo aguantaba por lo pelotudo que había sido. Lo echó del sillón de Rivadavia enseguida, igual que a los montos los echó de la Plaza de Mayo.

Leé un poco sobre el terrorismo jacobino, te vendrá bien. Un abrazo boludito!

Anónimo dijo...

Futurama: siempre escribiendo boludeces. No te olvidés que Righi fue el Ministro del Interior del tío Cámpora... liberador de los terroristas. Menos mal que el dentista se murió, ni Perón lo aguantaba por lo pelotudo que había sido. Lo echó del sillón de Rivadavia enseguida, igual que a los montos los echó de la Plaza de Mayo.

Leé un poco sobre el terrorismo jacobino, te vendrá bien. Un abrazo boludito!

capitan futuo dijo...

por cuatriplicado me putean ahora jajajaja si el problema es ser juez y parte, esta re jodidos porque eso es lo que eran los genocidas en los campos de concentración: jueces y parte. me voy a la nota nueva

Anónimo dijo...

Futurama: Andá a los yuyos!

Anónimo dijo...

Futurama: Andá a los yuyos!

eriss dijo...

UN DATO MUY IMPORTANTE!!!

Queria hacerles saber que durante un tiempo vengo leyendo distintos blogs de quienes tienen ideas de izquierda, en los que logro encontrar en los comentarios algunos integrantes de organizaciones Guerrilleras, de las cuales mas se localizan han de ser los del Erp-Prt, hace un tiempo que le envie a Jose Maria Sacheri un dato que podria servir, pero jamas recibi respuesta alguna, ya que puede ser que como estan tomados los correos, este jamas llego, por tal motivo me veo obligada a tener que enviarlo para que se lo investigue la importancia que pueda ser para la causa de Larraburen, ya que este personaje que vive en Holanda formo parte del Erp-Prt, y estuvo en varios operativos de la guerrilla, entre ellos el secuestro de Larraburen, el cual el mismo escribio en su blogs, participar en la custodia del secuestro el cual fue una tortura y asesinato.
Me gustaria que se me notifique en caso de haber leido este correo para saber que llego a destino.

El Terrorista se llama, Efrain Jesus Espinoza, Alias Julian, tiene su blogs el Links es

http://aliasjulian.blogspot.com/

Y el Links, donde escribe ser parte de la custodia es

http://aliasjulian.blogspot.com/2008/11/no-era-el-momento.html