lunes, 28 de junio de 2010

Jorge Rulli, un histórico del Peronismo, desenmascara a la izquierda rococó de Argentina


Jorge Rulli y un análisis atrevido del modelo productivo y la clase dirigente

“La nueva clase viene de la izquierda, son ricos y amigos y del gobierno”

El periodista y polifacético Jorge Rulli, integrante del Grupo Reflexión Rural, estuvo el viernes pasado dando una charla en la Escuela Juan José Castelli. Rulli, hombre con vastos antecedentes en la historia dura del peronismo en la Argentina, vino en el marco de los 100 años de ese establecimiento, traído por el Instituto Leloir y el SEA.

Si bien la ‘excusa’ para la charla fue hablar de los “modelos productivos”, nada quedó al margen del pensamiento de Rulli. Y lo que nos pasa tiene mucho que ver con lo que denuncia. “Aclaro porque no vayan a creer que soy economista y hablo de modelos productivos. Yo hablo de los modelos productivos de la dependencia, asignados, en el marco de la Argentina global. Es decir cuáles son los modelos que nos asignaron desde la globalización. Así como a Chile le dijeron carne de salmón, a Uruguay le dijeron pasta de papel, a Paraguay soja. Hoy le recordaba a alguien de mi edad que un chiste de cuando éramos jóvenes sobre un negocio loco o irrealizable, que era como exportar naranjas a Paraguay. ¿Vos sabés que se están exportando naranjas a Paraguay? No hay naranjas, sólo soja”.
Para Rulli en Uruguay pasa lo mismo. “Pasta de papel, eucalipto. Y a la Argentina nos pasa con la soja, el biocombustible. Nos toca este modelo además de carne de encierro en gran escala. Los feed lots y los criaderos de pollos, como tiene Grobocopatel en el norte de Córdoba donde faenan 300.000 por día. Tiene toda la cadena en base a la soja. Estos módulos, junto con el management se lo han vendido a países como Venezuela. A esto, junto a militantes de otros países, nos oponemos. Estamos proponiendo volver a la pequeña producción, a la escala humana, a los productos sanos, sin agrotóxicos. Este camino, de la industrialización, del monocultivo ha llevado a que haya 1.000 personas con hambre en el planeta. Ellos dicen que falta escala, es decir que con más de lo mismo se soluciona y decimos que no. Los problemas del planeta e incluso el cambio climático son consecuencia de la aplicación de la mala tecnología al campo de los alimentos. Lo mejor nuestro era la enorme calidad de los alimentos. Ahora tenemos una porquería de carne que se alimenta de cualquier cosa. Se ha perdido esa calidad que se la cambió por cantidad. Con el vino pasa lo mismo. Antes se hacía en bodegas de roble, ahora son todos iguales, en bodegas de acero inoxidable”.
El periodista no duda en apuntarle a todos los gobiernos de la Argentina que no pudieron revertir esta tendencia. “Este rol empezó en los ’90, un poco a consecuencia de la dictadura militar, el fracaso del alfonsinismo y la perversión del menemismo. Se instala y todos los gobiernos fueron aceptando estas normas que corresponden al modelo de los agronegocios. Yo estaba en la Secretaría de Agricultura, lo ví nacer y no me dí cuenta. Esto fue allá por los años ’95 o ’96 donde gente de los años ’70, que eran viejos compañeros de la época de militancia, dieron el puntapié inicial. A Héctor Huergo, director del Clarín Rural, lo conozco de cuando era dirigente trotskista de la Facultad de Agronomía. Lapolla que ahora es el segundo de D’Elía era el jefe del bloque soviético, formado ahí además. Toda esta gente ahora está en otra. Así ocurrió con el Negro Ordóñez que también venía de la izquierda. El empezó con esto que la agricultura es un ‘agrobussiness’. Fue instalando este discurso en la gestión de Solá. En la misma Facultad en la que daba clases Ordóñez era profesor Gustavo Grobocopatel y el decano terminó siendo ministro de agricultura de Scioli”.
Tampoco Bolivia se salvó de este avance. Al respecto, Rulli afirmó que este modelo estuvo detrás de la guerra civil que asomó hace unos años. “Cuando se reunió la UNASUR en Chile y resuelven que Lula y Cristina viajen a La Paz, ahí se entrevistan con Evo Morales, que estaba al borde de la caída. Ya habían dominado en el aeropuerto y no lo dejaban bajar. Cristina y Lula lograron entonces que Evo cambiara del proyecto de la Constitución de la nueva Bolivia plurinacional, un solo artículo, el 42, que prohibía los organismos genéticamente modificados. Ahí se termina la guerra civil, el racismo, no apalean más collas y todos fueron felices. Incluso a la izquierda boliviana le cuesta reconocer que tuvieron que bajar la bandera de la prohibición a los transgénicos para que no los voltearan. Como si fuera poco, los sojeros argentinos han logrado meter en España una cuña para llevar el modelo a Europa. A Sudáfrica también han trasladado los procesos de siembra directa, la tecnología, y los agrotóxicos y están comprando tierras. La soja argentina es como un imperio en los marcos coloniales que se expande como una metástasis. Detrás está el proceso de la biotecnología que la izquierda y los progresistas argentino aceptan”.

-En el 2.008 se habló de detener el proceso de sojización…¿qué pasó?
Es que fue un discurso mentiroso, totalmente mentiroso. Este es un esquema mundial porque está pasando también en Europa del Este. El porcentaje de gente que vive en el campo tiene que ser mínimo. Al campo hay que despoblarlo porque es para un nuevo tipo de agricultura porque la gente debe vivir en la ciudad. Algo parecido dijo Cristina a los pueblos originarios. De eso no se habla y se fueron todos con la cola entre las piernas. Cristina les dijo “muchachos el modelo productivo no se puede parar’ porque dependemos de eso para solucionar la pobreza. Si hay que sacar Andalgalá y llevarla a otro lado, se va a hacer. Si hay que sacar un monto no me vengan con que piden el monte. Se van a la ciudad y tendrán planes, cooperativas y plata”. Pepe Mujica piensa igual. Lo que me pone la piel de gallina es que es la misma generación de los ’70 que decía todo lo contrario.
Ha habido un fuerte travestismo a todo lo largo de América Latina. Es penoso realmente. Incluso hay autores que plantean que esto tiene que ver con la posmodernidad y la formación marxista de estos dirigentes. Ellos ven natural aprovechar esta crisis como una oportunidad de desarrollar nuestros países, pero no les importa la ecología. Es el modelo chino, no importa si contaminamos, el planeta no importa. Y no se dan cuenta que el planeta se acaba.

-Lo de las pasteras y su instalación en la zona, es su discurso…
Claro, pero nuestros dirigentes aceptan esas estrategias porque piensan que es una manera de progresar, de crear empleo. Lo conozco a Mujica y no es una mala persona pero está convencido que traer 100 Botnias es bueno para Uruguay. El problema es que no aceptan el debate. ¿A mí quién me echa de Radio Nacional? No me echa la derecha, ni Macri, ni La Nación, ni Radio Mitre, no…me echa una banda que era el PRT-ERP. Me echa María Seoane, me echa Anguita, Sandra Russo, que eran PRT-ERP en los ’70. Yo era funcionario de la Universidad de Buenos Aires y los teníamos enfrente haciendo acciones subversivas contra el gobierno constitucional, y ahora son kirchneristas de la primera hora y me echan a mí. Me lo dijo Vicente Muleiro, vice de Radio Nacional, primero PRT-ERP y después 20 años en Clarín, que no aguantaban más mis críticas, por teléfono. Me lo dijo por teléfono y me echó así. Es durísimo. La verdad que este proceso es pesadillesco sobre todo para los que tenemos memoria y hemos tratado de atravesar estos procesos con coherencia.

-¿Se desencantó con este gobierno?
Sí, totalmente. Nosotros sacamos un número que se llamó ‘Estado de gracia’ en los primeros meses. Llegamos al 2.003 con todas las posibilidades y la gente estaba dispuesta a darle a Kirchner todo el tiempo. Pero no hizo absolutamente nada. Nos metió en un brete del cual va a ser muy difícil salir. Ha metido a la oposición y al campo en un brete loco. Resulta que ahora están con Clarín o con el gobierno. Acá todo es confrontación y no se puede hablar de nada porque estás con uno o con otro. No sé es muy desalentador, es un momento muy feo el modo que los intelectuales argentinos se han incorporado a un ataque masivo a la Sociedad Rural, a la Mesa de Enlace o a la Federación Agraria. Lo que atacan es la oligarquía de 1.910 y no la del 2010. Estamos viviendo mal el centenario. Biolcatti tendrá un discurso reaccionario que provoca rechazo, pero tiene 2.500 hectáreas. Eduardo Elstain será muy de izquierda y amigo del Presidente Kirchner y le prestaba el departamento de Puerto Madero para llevar la lucha contra la Mesa de Enlace, pero tiene 400.000 hectáreas. ¿Porqué no es oligarca? ¿Porque es practicante judío, porque viene del comunismo? Es miembro del Consejo Judío Mundial con base en New York. Grobocopatel tampoco es oligarca, pero es un hombre progresista…de un partido de izquierda que nunca dijo cuál era…Es decir hay una nueva camada de gente que viene de la izquierda que tiene mucho dinero y es la nueva clase empresarial, rica, dueña de finanzas. Ni hablar de Midlind que fue socio de Soros en la compra del Nuevo Banco Hipotecario, son todos amigos del gobierno. Los enemigos es gente que también uno desearía que desaparezca porque le son útiles, funcionales. Expresan a la vieja Sociedad Rural.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

¡y a seguir sangrando por la herida del orto!...que no decaiga!

Anónimo dijo...

Impresentables todos los ex terroristas de Argentina!!

capitan futuro dijo...

sigo sin entender palma, para vos rulli es un terrorista, un ex militante de agrupaciones armadas, para vos todo lo que diga este hombre, es palabra de terrorista ¿Entonces? Ah ¿ya viste que la voz del interior no volvio a referirse al pabellon donde esta menendez y compañia como de "preso (textual lo de la S) polticos, sino como condenados por delios de lesa humanidad? o te quedaste con esa nota nomas

Horacio Ricardo Palma dijo...

Jorge Rulli es un histórico de la resistencia peronista. Está bueno leerlo, de hecho yo lo entrevisté hace unos años... primero, porque él es fiel a su pensamiento, y señala a todos aquellos que en los 70 mataron por un ideal que hoy han dejado de lada para vivir como putos capitalistas burgueses... eso sí, todos pretender correr por izquierda a la oposición, y Rulle les señala que los que claudicaron las banderas han sido estos terrorista, hoy sentado sobre los millones del Estado... salú.

capitan futuro dijo...

Y de esto ¿Que opinas? Nota completa al compañero Jorge en

http://www.elortiba.org/rulli.html–

Anónimo dijo...

Palma, todo lo que vos quieras pero...¡el orto te sigue sangrando!.

La Profe dijo...

Capitán Futuro, leí la nota que recomienda, y otras, ahora sé cual es el verdadero Rulli y no el de la versión que quiere mostrarnos un gorila confeso que no duda en tomar lo que dice repudiar si eso le sirve para abonar su ideario reivindicativo del Proceso.

Anónimo dijo...

"Según se puede leer en el tomo III de La voluntad, usted conoció y frecuentó a Rodolfo Kusch en los peores años de la última dictadura militar que asoló a la Argentina. Kusch fue uno de los primeros pensadores latinoamericanos que sistemáticamente criticó tanto al liberalismo como al marxismo como las dos caras de la misma moneda de la filosofía del progreso. A partir de ahí, buceó en la cosmovisión indígena americana, en especial en la de las culturas andinas, buscando una comprensión del mundo que pudiese superar al racionalismo occidental. ¿Influyó Kusch en usted?

Sin duda que influyó y mucho. Con Kusch pude asumir y poner palabras a mucho de lo que mi generación proponía y en especial al pensamiento que caracterizaba a la cepa histórica de la Juventud Peronista a la que yo pertenecía y a la que perteneció asimismo Vallese, Bechy Fortunato, los Rearte, Spina, Ferrari e inclusive Cacho ElKadri, entre muchos otros. Mi sueño era poder expresar alguna vez como en el México insurgente que la Revolución era un viaje hacia el centro mismo de la propia Cultura. En la Argentina por lo contrario decíamos que los peruanos descendían de los Incas y nosotros de los barcos… Era nuestro humor tanguero… pero no era verdad. Con Kusch descubrí la entraña de lo popular, la Cultura encarnada, lo fundante del pensamiento con la tierra. Este religarme, esta nueva visión de la cultura y del pensamiento popular me permitió años más tarde reencontrarme y con religiosidad en la herencia de mis ancestros italianos, me refiero a una remota aldea de los Abruzzos, donde reencontré las mismas formas ecoconvivenciales y similares modos campesinos que en el Norte Argentino y en Bolivia"

Anónimo dijo...

Jorge Rulli, un histórico del peronismo, DESENMASCARA A LA IZQUIERDA ROCOCÓ ARGENTINA... Sandrita Russo, María Erp Seoane!!, la niña terrorista que pretende escribir con "ecuanimidad" sobre los 70 y sobre el gran General!! jajajaj, ahora caigooo!!

Anónimo dijo...

Los nabos del mismo IP se pisan solos. El link está mal copiado, así que mal pudo haber leído "la profe" lo que quiso linkear "capitan futuro"... este tipo es patético hasta para mentir. Siga así don Palma, si hay imbéciles todos los santos días por aquí, quiere decir que usted está en el buen camino... el de romperles el culo cada mañana.
erssiky

La Profe dijo...

Anónimo de 30 de junio de 2010 09:30, si usted selecciona, copia y pega en el busacador google el link proporcionado por el Captitán Futuro le va a aparecer, en primer lugar, lo siguiente:
"Quizás quiso decir: http://www.elortiba.org/rulli.html"

y justo debajo de eso se podrá leer:
"Jorge Rulli
Buscar más intervenciones de Jorge Rulli en www.elortiba.org o en Internet ... (J.E.Rulli) http://horizontesurblog.blogspot.com. Jorge Eduardo Rulli (Bs As, ...
www.elortiba.org/rulli.html - En caché - Similares"
Si usted hace doble click sobre "jorge Rulli" va a abrir directamente la página de "elortiba" en los artículos dedicados a ese señor.
Pruébelo, luego diga todas las gansadas que le vengan al instestino.
PD: Respecto de aquello de "romperles el culo cada mañana", casi mil procesados por delitos de lesa humanidad demuestran lo contrario.

Anónimo dijo...

el ultimo parrafo resume todo y uds. todavia no se dan cuenta: ADOLF HITLER TENIA RAZON. son las mismas dos manos que lo combatieron.