martes, 3 de noviembre de 2009

Nuevo pedido de una madre desesperada


BUENOS AIRES, 9 de Junio del 2009

Una madre sigue implorando.

Carta abierta a los Señores Jueces:

Soy Hortensia J. Velasco, me dirijo con todo respeto a Uds., personas investidas de autoridad, para pedirles una vez mas que me ayuden; que este nuevo pedido que les dirijo, de esta madre que desde hace cuatro años vive en la desesperación de ver el sufrimiento de sus hijos, pueda conmoverlos definitiva-mente.

Tengo un hijo con Dios, al que le ruego todas las noches, mi otro hijo Pablo Eduardo García Velasco hace cuatro años está detenido por error de persona por confundirlo con su hermano mellizo Miguel Angel García Velasco, sin que al momento se halla resuelto esta situación. Mi tercer hijo Miguel Angel García Velasco fue detenido hace mas de un año.

Actualmente tanto Pablo como Miguel se hallan internados en el Hospital Naval, el primero cumpliendo una prolongada huelga de hambre y el segundo en Unidad Coronaria con serios problemas de salud por distintas dolencia.

La decisión de Pablo de llevar adelante la huelga de hambre es como reclamo por justicia, por no haberse tenido en cuenta las pruebas y testimonios presentados que demuestran a las claras su no vinculación a los hechos investigados al haber sido confundido con su hermano mellizo.

A mi anterior pedido dirigido directamente a Uds. solo recibí como contestación un nuevo castigo, ya que cambiaron de lugar de detención a Pablo, agravando su situación, por lo que posteriormente fue trasladado nuevamente al Hospital Naval, donde recibe los cuidados que por su situación nutricional merece.

Siento que el ánimo de lucha se me termina y las fuerzas van menguando. No creo señores jueces que no puedan contemplar la situación que estoy viviendo y no puedo comprender que no los conmueva siendo tan clara, ya que en una oportunidad se me dijo que conocían perfectamente la situación de ambos.

Mis 90 años no dan para mucho mas……. pero seguiré mientras Dios y las fuerzas me acompañen, en la esperanza que al menos por piedad resuelvan la situación de Pablo, por ser él mi único sostén moral y material, ya que hasta ahora nada hicieron por aclarar las cosas como deberían haberlo hecho.

Hortensia J. Velasco de García LC 3.400.808

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué difícil debe ser, para la propia madre, poner las cosas en su lugar. Algo que su señoría no puede, no quiere, no sabe o no le dejan hacer.

Un poder judicial subordinado al ejecutivo, no es capaz de impartir justicia ciega, objetiva e igualitaria para todos los habitantes y ciudadanos de esta pequeña república... cada vez más pequeña, vista la calidad de dirigentes o líderes políticos que tenemos.

Tanguito (recargado) dijo...

Pablo Eduardo y Miguel Angel no fueron buenos hijos. Le mintieron a la mamá y eso no está bien.
No le dijeron:"mamita, mamita, nosotros secuestramos, torturamos, asesinamos y arrojamos gente viva al mar...¡pero lo hicimos por Dios y la Patria!. No te lo comentamos porque pensamos que te ibas a preocupar".

Tanguito dijo...

y ya lo ve...VE...EL...LAS...CO que me dan los hermanitos Velasco.

Hortensia tené paciencia.
que dan asco los velasco.

Luis Alberto dijo...

Al tarado de Tanguito
Te diré que los que vinieron a torturar y matar eran ustedes. Ustedes decerebrados que son agentes del comunismo internacional, y que al igual que tu héroe de Chavez quieren entregar el país.
El comunismo produjo la muerte de casi 100 millones de personas en el mundo, solo 30 millones en China esa es la ideología diabólica que tienes por que no te da el cerebro para ver las cosas por que te lo envenenaron
Luis

Anónimo dijo...

Tanguito: Te metés con una anciana... seguramente con alguno de sus hijos no podrías.

No creo que "pepe", "el pelado", "la negra", "la comandante teresa", "el rengo", "el trolo", "el sordo"... o algún otro terrorista le haya contado a su "mamita o abuelita de la plaza" que ellos fueron los primeros en asesinar, secuestrar, poner bombas, matar, robar, mandar a una generación al muere... mientras los capos tomaban sol en el caribe o paseaban por el mundo, como lo hacen ahora sus "mamitas y abuelitas".

Andá a cagar bruerita...

Anónimo dijo...

Carajo! Qué espera el juez sergio torres... qué se mueran todos en prisión? No vaya a olvidar su responsabilidad en esos casos! Algún día tendrá que dar explicaciones.